Denuncian cómo están limpiando una puerta de Santo Domingo

  • El Ateneo critica que el agua a presión está acabando con el policromado

Comentarios 14

El Ateneo Jerezano ha denunciado el sistema con el que se está limpiando la Puerta del Campo del convento de Santo Domingo, con chorros de agua a presión, un sistema que, en opinión de este colectivo, puede acabar con los restos de policromía que todavía conserva esta puerta.

Según explican, uno de nuestros socios que pasaba ayer  por la plaza de Aladro se encontró con que estaban limpiando la Puerta del Campo del convento de Santo Domingo donde, sin necesidad de acercarse mucho, ya se detectan restos de policromía en los escudos y hojarascas de las enjutas”.

En este sentido señalan que “gran parte de esta puerta ya está a piedra viva y el trabajo se hace con gran aceleración, como para terminar pronto. Los chorros de agua a presión van eliminando con rapidez los restos del estucado que pudo recubrir esta piedra, y con él todo su color”.

Los ateneistas insisten en que “hay zonas donde parece que aún conservan restos de pintura como el arco y la parte del frontón, que  acusan ciertas sombras que podrían ser indicios de policromado”.

En su opinión, “el tratamiento a través de chorros de agua a presión es muy dañino, cuando existen otros más específicos de micropulido que tratan con más esmero el patrimonio, pero parece que es más lento y debe haber prisas”.

El Ateneo considera que “ese limpiado a chorro de fachada es muy digno para el cemento, pero impropio de una puerta del siglo XVII. Nos parece así que el trabajo que necesita la olvidada Puerta del Campo es el que puede ejercer un restaurador y que no es cuestión de limpiar, sino de restaurar”.

Ante esta situación, el Ateneo solicita “la mayor atención y el mayor respeto” para el convento de Santo Domingo, “ya que en la puerta se distinguen claramente los restos de policromía de las enjutas, y se dejan adivinar sombras en la parte superior del arco y frontón, que hacen sospechar más restos policromos en esta puerta que sirvió de comunicación entre el convento y el exterior. Bien merece un trabajo adecuado de restauración este monumento jerezano”.

También denuncian que “están trabajando como si de un bloque de pisos se tratara, cuando ahí debería haber un andamiaje con personas especializadas en restauración estudiando y sacando datos para hacer un estudio de restauración de la magnífica puerta, pero parece que hay bastante prisa”.

Santo Domingo es uno de los enclaves conventuales más importantes de la ciudad y se fundó en una rábida almohade situada frente a la Puerta de Sevilla, merced a un privilegio otorgado por Alfonso X poco después de la Reconquista.

más noticias de JEREZ Ir a la sección Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios