Denuncian la pérdida de la ayuda a la dependencia por error

Un matrimonio de ancianos denuncia que una serie de errores administrativos ha provocado que no reciban ayuda en casa por parte de los servicios públicos. El caso se remonta a hace algunos años, cuando la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales valoró el grado de dependencia de Josefa Arévalo, una vecina de Jerez que actualmente tiene 78 años y que sufre problemas de movilidad debido las secuelas de un accidente de tráfico. En 2010 se le reconoció un grado de dependencia moderada (Grado I, nivel II). El pasado verano pidió una reevaluación y se consideró que le correspondía una puntuación según el baremo de valoración de 44 puntos. Según se extrae de la propia legislación de la Junta, esta puntuación significa el reconocimiento del grado II. Sin embargo, hace unos días recibió una comunicación oficial en la que decía que "la persona interesada está afectada por una situación de dependencia de Grado I, correspondiéndole una puntuación final del baremo de valoración de la dependencia de 44 puntos". Es decir, si bien se reconocía tal puntuación, seguía considerándose en el grado I. "Es indignante, nosotros necesitamos a una persona que venga a ayudarnos una vez a la semana y han cogido los datos de la primera valoración para decirnos que no vienen a ayudarnos", denunciaba ayer Arévalo. "Mi marido cumple este año 80 y no está bien. Yo apenas me puedo poner en pie si no es con el tacataca". Además, asegura que en su centro de salud no hacen caso a sus quejas. "Que se entere Jerez cómo funciona la Junta", decía ayer para remachar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios