Descartan un servicio externo de autobuses

  • La alcaldesa confía en la vía del diálogo y evita cualquier opción "denunciable"

Comentarios 3

La alcaldesa, Pilar Sánchez, volvió ayer a apostar por el diálogo a la hora de buscar una resolución positiva en la huelga de los autobuses urbanos, al tiempo que reconoció nuevamente que no hay posibilidad de ofrecer alternativa a los ciudadanos que tenían pensado acudir a la Feria del Caballo en transporte urbano, pues cualquier opción sería "ir en contra de la legalidad". "Nosotros no tenemos ningún plan -aseveró Sánchez-, hicimos nuestra mediación cuando nos lo pidieron los trabajadores, no antes. Obviamente, siempre hemos estado a su disposición y seguimos reclamando flexibilidad por todas las partes, que la mantengan trabajadores y empresa".

A todo esto, la primera edil apuntó que "la ruptura se ha podido producir por ambas partes. Entonces, seguimos pidiendo que se sienten, que negocien, que dialoguen". Y manifestó que, "desde luego, no me parece justo que precisamente en el evento más importante para esta ciudad, económicamente hablando y desde luego en materia de ocio, se mantenga la huelga a estos niveles". A lo que añadió: "En Sevilla, donde hubo también una amenaza de huelga, medió la Junta de Andalucía pidiendo que pospusiesen la mesa de negociación para después de la Feria, como reclamamos aquí". En este sentido, anunció que "estamos esperando que la Junta decrete el 50% de servicios mínimos durante la Feria". "Si eso es así -aludió-, pues parte del problema estará salvado, y en eso estamos".

Sobre la opción de contratar un servicio externo, al menos para los últimos días de Feria coincidiendo con una mayor afluencia de público, Sánchez comentó que "no podemos ir en contra del estatuto de los trabajadores, eso sería ilegal, sería ir contra la Ley y un Ayuntamiento no puede hacer eso". "Ojalá se pudiera hacer algo así, pero sería automáticamente denunciable y no lo vamos a hacer", remachó. "Hoy -mantuvo la regidora socialista- se está trabajando y a ver si queda resuelto porque al final los más perjudicados son siempre los mismos: la gente mayor, la gente con menor capacidad adquisitiva... No es justo y yo soy partidaria de agotar el diálogo, de no levantarme de una mesa hasta que no hay acuerdo y por nuestra parte hemos hecho lo posible porque así sea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios