Detienen a 16 miembros de una trama de narcos en Jerez y Arcos

  • Cuatro cabecillas ingresan en prisión

  • También hubo detenidos en San José Obrero y Estella

Un local que albergó una peña xerecista en la plaza Ronda de La Granja ha resultado ser uno de los epicentros de venta de droga de una organización que ha sido desarticulada por el Grupo de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía. El gerente del negocio, apuntaron a este medio fuentes policiales, ha quedado detenido. La Policía Nacional calificó ayer de "grupo criminal" a esta trama que estaba compuesta por dieciséis individuos, los cuales se dedicaban al tráfico de drogas (especialmente cocaína, hachís y marihuana) en el eje comprendido entre Jerez y Espera. Las actuaciones policiales se han desarrollado tanto en Jerez como en municipios tales como Estella del Marqués, la ya referida Espera y Arcos.

Las investigaciones policiales han deparado hasta el momento detenciones y registros en empresas y domicilios en las citadas localidades, donde se han incautado cerca de dos kilos de cocaína, nueve kilos de hachís, medio kilo de marihuana y 8.900 euros en metálico.

Uno de los detenidos regentaba un local que en tiempos fue una peña xerecista

Igualmente -según se informó ayer en nota de prensa- "se han intervenido herramientas de precisión para el corte y pesado de la droga, multitud de terminales telefónicos, cuatro vehículos, tres de ellos de alta gama, y uno tipo furgoneta, una placa falsa de Policía Local, 32 cartuchos de bala del tamaño 22 milímetros y distintas armas blancas de diferentes tamaños".

La Policía Nacional indicó ayer que la investigación se inició cuando los agentes obtuvieron los primeros indicios que apuntaban a un grupo organizado muy activo y perfectamente estructurado dedicado al tráfico de drogas, en mayor medida cocaína, hachís y marihuana. Los detenidos adquirían cantidades importantes de dichas sustancias que luego distribuían entre personas encargadas de vender la droga "al menudeo" directamente al consumidor en diferentes puntos de la ciudad de Jerez y localidades ubicadas en la sierra de Cádiz y la campiña jerezana.

Los investigadores identificaron a cada uno de los miembros de la organización, averiguando las funciones y los roles que asumían dentro de la misma, tales como labores de vigilancia, recepción, almacenamiento y adulteración de las sustancias, o de transporte y venta a su red de distribuidores de menor entidad.

"Fruto de las pesquisas realizadas se identificó a un ciudadano colombiano que era el contacto de la organización en Madrid, el cual era el encargado de abastecer de cocaína a la organización. Para ello realizaba continuos viajes desde Madrid hasta Jerez".

Fue precisamente en un nuevo desplazamiento hasta Jerez, cuando se puso en marcha un operativo policial que permitió interceptar al colombiano en la carretera que une El Puerto y Sanlúcar. "Tras esta detención se llevaron a cabo de forma simultánea seis entradas y registros en domicilios y locales. Tres de ellos ubicados en la pedanía jerezana de Cuartillos donde fueron detenidas tres personas, un cuarto registro en la jerezana barriada de San José Obrero, un quinto registro llevado a cabo en un local aparentemente utilizado como peña futbolística donde se procedió a la detención de una cuarta persona y donde se localizó gran cantidad de sustancia estupefaciente y útiles para su manipulación y un quinto registro en una vivienda ubicada en la localidad de Arcos donde se procedió a un nuevo arresto". El resto de investigados fueron localizados y detenidos en la vía pública en Jerez, Espera y Estella del Marqués.

La autoridad judicial, que envió a prisión sin fianza a los cuatro cabecillas de la organización, el ciudadano colombiano y tres españoles, dos residentes en Cuartillos y otro en Arcos de la Frontera, quedando el resto en libertad con cargos y medidas cautelares a la espera de juicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios