Diputación confirma la creación de un consorcio provincial de basuras

  • El vicepresidente, Francisco Menacho, se compromete con los trabajadores de Las Calandrias a mediar en el conflicto laboral y a controlar que los ayuntamientos descarguen en esta planta de forma normal

Trabajadores de la planta de reciclaje de Las Calandrias de Jerez se manifestaron ayer ante la Diputación de Cádiz para exigir que el presidente Francisco González Cabaña "tome cartas en el asunto" y medie en el conflicto laboral que mantienen con la empresa, a la que reclaman un salario "digno" y una jornada laboral de 35 horas semanales, entre otras mejoras. El secretario de acción sindical de CCOO, Rafael Tejada, reiteró ayer que se encuentran en la tercera semana de huelga y la situación es ya "insostenible" porque la planta está "saturada de basura". Al mismo tiempo, comentó que con la protesta en Diputación la intención es que la institución provincial se implique en el conflicto para "desbloquear la situación de cerrazón de la empresa" con la que, según dijo, "no sólo no hay acercamientos, sino un retroceso" porque el viernes les hizo una "propuesta inferior a las anteriores" en el Servicio de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), lo que calificó de "total provocación hacia los trabajadores".

Tejada resumió la pretensión de los trabajadores en "una jornada de 35 horas semanales" durante 2008 y 2009 y un salario "digno" que llegue a los 1.000 euros como mínimo, ya que "la mayoría de los empleados de esta empresa cobran por debajo de los 800 euros mensuales". El representante sindical justificó la mediación de la Diputación en la explicación que les aportó la alcaldesa jerezana, Pilar Sánchez (PSOE), que les aseguró que "se va a constituir un consorcio para unificar la basura de Miramundo y Las Calandrias", donde se depositaría la basura de todos los municipios de la Bahía y la Sierra de Cádiz y, por ello, entienden que "la Diputación debe tomar cartas en el asunto".

Por su parte, el secretario general de CCOO en Jerez, José Manuel Trillo, calificó ayer la reunión mantenida con el vicepresidente de Diputación, Francisco Menacho, como "buena", debido a que "se ha comprometido en el día de hoy ha contactar con el gerente de la empresa para ver si va a ver una reunión o si va a provocar una respuesta". Además, mostró su satisfacción porque "nos han confirmado la creación de un consorcio provincial que unificaría Las Calandrias y Miramundo, de modo que no habría competencia entre las plantas". Por estos motivos, adelantó que "el proyecto está muy adelantado y podría estar en tres meses tal como dijo la alcaldesa de Jerez, así que esperamos que la empresa se lo crea esta vez".

Incluso, Trillo confirmó que Menacho "se ha comprometido a hablar con los ayuntamientos para que no vacíen la basura en Miramundo". De este modo, si los camiones no se descargan en el vertedero de Medina Sidonia, "la planta de Las Calandrias se llenaría en el día de hoy y no van a tener más remedio que sentarse a negociar". Sin embargo, si desvían la basura a otras plantas "le estamos dando un balón de oxígeno de una semana más, lo que provocaría que tengan que ir una semana más a la huelga". Aún así y tras la promesa del vicepresidente de Diputación, desde CCOO advirtieron que "no vamos a permitir que vacíen en Miramundo, no dejando entrar y no permitiendo que salgan los camiones de Jerez".

También el presidente del comité de empresa, Miguel Ángel Montes, denunció ayer que la diferencia de salario de los empleados de la planta de reciclaje "es entre 300 y 400 euros menor que el resto de concesionarias municipales". Al tiempo que incidió en que las condiciones de insalubridad de Las Calandrias "ya va a comenzar a perjudicar a los vecinos de la zona de El Portal". Además, según Montes, el conflicto acabará también perjudicando "a vecinos de Jerez, El Puerto y Arcos por el tema de la recogida de basura, sin tener culpa de nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios