'Don Jorge' no está para fiestas

  • La sala de celebraciones de los Museos de la Atalaya permanece cerrada por una plaga de termitas. Con fondos europeos se acometerá una rehabilitación integral de esta antigua bodega.

Imagen del patio porticado de La Atalaya; a la derecha, el acceso principal al Salón Don Jorge y a la izquierda a la sala El Misterio de Jerez. Imagen del patio porticado de La Atalaya; a la derecha, el acceso principal al Salón Don Jorge y a la izquierda a la sala El Misterio de Jerez.

Imagen del patio porticado de La Atalaya; a la derecha, el acceso principal al Salón Don Jorge y a la izquierda a la sala El Misterio de Jerez. / pascual

Zambombas, eventos organizados por empresas e instituciones e, incluso, bodas han tenido como escenario el Salón Don Jorge, una antigua bodega del siglo XIX que forma parte de los Museos de La Atalaya, en la calle Lealas. Sin embargo, a día de hoy este espacio no puede ser utilizado ya que sufre una plaga de termitas.

Por este motivo, la Fundación Andrés de Ribera, que gestiona este espacio, se ha visto obligada a dejar de comercializar este salón hasta que no se haga una intervención integral. De hecho, la propia institución advierte en su página web que este año no podrá albergar bodas en este espacio, aunque lo atribuye a que se va a acometer una intervención para insonorizar su interior. No hay confirmación oficial de la plaga de termitas pues el Ayuntamiento y la fundación rehusaron referirse a ello pero este medio ha podido saber que ha habido empresas e instituciones que en los últimos meses mostraron su interés por celebrar actos en él. Sin embargo, se les informó de la imposibilidad de hacerlo por la plaga de termitas por lo que han tenido que buscarse otro emplazamiento o bien optar por la sala de proyecciones El Misterio de Jerez, situada dentro del mismo complejo bodeguero del recinto de La Atalaya.

Empresas y entidades se han interesado pero han tenido que buscar otro emplazamiento

Bien es cierto que la estancia más utilizada, y requerida, del enclave museístico es la sala de proyecciones con las pantallas panorámicas envolventes tan características mientras que el salón Don Jorge tiene un uso más residual cuando se requiere de un evento de mayor capacidad -la primera solo puede unas 250 personas mientras que el segundo tiene un aforo que supera las 500-. Eso sí, en los últimos años se había empezado a comercializar este espacio como lugar de celebración de bodas pero, al no estar insonorizada, el momento del baile y de las actuaciones musicales en horario nocturno tenían que trasladarse a la bodega anexa.

El Salón Don Jorge es uno de los dos cascos bodegueros que forman parte del complejo de La Atalaya -el otro es el salón de proyecciones con el que comparte un patio porticado- y que fue construido en 1881. Este espacio fue reformado en 2008 para incrementar la oferta de espacios de celebraciones de la institución. Con 800 metros cuadrados de superficie, conserva sus pilares y el techo de vigas originales.

Según los datos que ha podido recabar este rotativo, se está a la espera de un informe técnico de la Delegación de Urbanismo para determinar el estado real de la bodega y determinar el tratamiento idóneo para hacer frente a la plaga de termitas.

Además, aún se sigue trabajando a nivel técnico para acometer una rehabilitación integral y puesta en valor del Salón Don Jorge, que se hará con cargo a unos fondos europeos, concretamente la línea de ayudas Edusi. En las inversiones previstas en el presupuesto municipal de este año se ha previsto una doble inversión para los Museos de la Atalaya. Por un lado, se han reservado 315.947 euros para la actuación prevista en este salón con el que, entre otras cuestiones, se pretende acometer la necesaria insonorización de este espacio. Por otro lado, se han consignado 340.190 euros para modernizar los equipos de proyección y sonido de la sala El Misterio de Jerez. Desde 2008, en los Museos de la Atalaya se han celebrado más de 400 eventos organizados por entidades públicas, asociaciones sin ánimo de lucro o particulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios