Fútbol CD Alcalá 2 - Xerez CD 0

Ecologistas quiere denunciar al Ayuntamiento por Las Calandrias

  • Con el conflicto laboral enquistado, CCOO acude igualmente a la Consejería de Medio Ambiente para que expediente a la delegación municipal por "vertidos ilegales" y la semana próxima se personará ante la Fiscalía

Comentarios 5

Ecologistas en Acción de Cádiz anunció ayer a este Diario que en estos momentos están "formulando una denuncia contra la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Jerez por vertidos de residuos sólidos urbanos en espacios ilegales y sin tratamiento previo". La organización conservacionista se acoge a la Ley de Gestión Integral de Calidad Ambiental (GICA) que prohibe "de forma taxativa verter residuos sin tratamiento, como consta que se ha hecho en Aresur -junto a la Sierra San Cristóbal- a raíz de la huelga en la planta de reciclaje de Las Calandrias, lo cual es ilegal y lo vamos a denunciar". En este sentido, criticó Antonio Figueroa, presidente provincial de los ecologistas, es "bochornoso que la delegada de Medio Ambiente -África Becerra- no ejerza sus funciones responsablemente y tire la basura en cualquier boquete".

A todo esto, desde el propio comité de empresa de la planta jerezana de reciclaje y compostaje, que como es sabido permanece en huelga desde mediados del pasado mes de marzo por no alcanzar acuerdos en la negociación del convenio colectivo con la concesionaria del servicio, la UTE Sufi-Verinsur, también adelantaron ayer que, junto a CCOO, plantearán estas "irregularidades" ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Cádiz. "Lo de los lixiviados es de juzgado de guardia y como no se actúa de oficio, aunque hay competencias para ello, vamos a acudir nosotros la semana que viene", informó el secretario de acción sindical del sindicato, Rafael Tejada. Asimismo, también explicó que "esta misma semana hemos presentado una denuncia ante la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que expediente a la delegación municipal y verifique que se ha actuado de forma ilegal, tenemos pruebas y documentos que así lo corroboran".

El vertido de los residuos directamente desde los camiones de Urbaser, la concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, a las puertas de Las Calandrias puede ser motivo de "atentado ecológico", según explicó José Trujillo, miembro de Ecologistas en Acción en Jerez. "El lixiviado, que es el líquido final de la basura acumulada, es altamente nocivo, de una toxicidad altísima, y nos dicen que de la balsa está rebosando y aparte el que suelta la basura amontanada en la puerta de la planta se va a filtrar hacia el río y la ribera del Guadalete". "Es un tema muy serio como para que la Administración siga callada y mirando hacia otro lado, es la responsable de la gestión de un servicio público", indicó Figueroa. Al hilo de este asunto, Tejada manifestó que "la empresa es responsable de las condiciones de los trabajadores, pero si hay un delito ecológico será la Administración la que tenga que responder, y ni Diputación ni el Ayuntamiento de Jerez dicen una sola palabra".

A todo esto, los trabajadores suspendieron ayer las movilizaciones hasta el próximo lunes y seguirán con sus reivindicaciones hasta las puertas de la próxima Feria del Caballo, el 27 de abril. El hecho de que la huelga se espacie ya durante tres semanas consecutivas ha provocado, como advirtieron ayer los trabajadores, que "en unos días la basura ya no se podrá recoger porque las fosas están hasta la boca". Miguel Ángel Montes, presidente del comité de empresa, aseveró a este medio, tal y como publicó en su edición de ayer, que "la empresa ya está echando la basura en los huecos y las calles por medio de la planta y en el parque de fermentación para quitarla de en medio, y esto es algo que está totalmente prohibido, por el peligro que lleva el lixiviado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios