Empresa y trabajadores dejan pasar otro día en blanco en la huelga de autobuses

  • Los conductores se concentraron anoche en la Feria para informar a los ciudadanos · El Ayuntamiento pide a la empresa que flexibilice su postura · Hoy tampoco habrá servicio para desplazarse al recinto ferial

Comentarios 86

Miles de jerezanos se vieron ayer privados de presenciar el momento mágico del alumbrado por la huelga convocada por los trabajadores de Cojetusa coincidiendo con la Feria, que 11 años después, volvió a inaugurarse oficialmente sin servicio de autobús urbano por la falta de acuerdo en la negociación del convenio colectivo.

La huelga cumplió ayer su primera jornada de paros totales de las siete previstas -el 1 de mayo habrá servicios regulares de festivos, no así el especial de Feria-, en la que únicamente se prestaron servicios mínimos con un autobús por línea y que, según el comité de empresa, se desarrolló con absoluta normalidad.

Los propios trabajadores, concentrados desde primera hora de la mañana por turnos a las puertas de las cocheras de la empresa, se encargaron de garantizar hasta pasadas las tres y media de la tarde que únicamente salieran los 11 autobuses -uno por línea en servicio los domingos- dictaminados por la Junta.

Ya de noche, los trabajadores volvieron a concentrarse, esta vez junto a la portada principal de la Feria, según explicó el portavoz del comité, Ángel Morales, "para que se nos vea y que los ciudadanos tengan constancia de que somos un colectivo que lucha por mejorar el convenio y que, como cualquier trabajador, hace uso de los medios legales de mayor presión que están a su alcance, en este caso, la Feria".

Pese a que el comité de empresa tiene ya previstas algunas acciones a desarrollar en paralelo a los paros para acompañar la huelga y mantener viva sus reivindicaciones, su portavoz prefirió no anticipar detalles, para insistir únicamente en que los trabajadores "estamos abiertos al diálogo para lograr un acuerdo definitivo".

Tras el fracaso del intento de mediación que realizó el Ayuntamiento el sábado, pocas horas antes del inicio de la convocatoria, las partes en conflicto no han vuelto a mantener contacto alguno. El gobierno municipal realizó ayer un llamamiento a la cordura en una declaración institucional en la que lamentó nuevamente la coincidencia de los paros con la celebración de la Feria.

Desde el "respeto a un conflicto ajeno", el Ayuntamiento entiende que "no se han hecho los esfuerzos suficientes de flexibilidad", en particular, apunta en su declaración institucional, por parte de la empresa, que ha mantenido "inamovibles" sus planteamientos a lo largo del proceso a diferencia de los trabajadores, que "han modificado" los suyos en los últimos días.

El gobierno municipal lamentó igualmente el rechazo de los trabajadores a la mediación de la Junta de Andalucía, ofrecimiento sujeto a la renuncia a la huelga durante la Feria, al tiempo que subrayó "los indudables perjuicios de esta huelga" que, sin embargo, el Ayuntamiento está convencido de que "no evitará el normal desarrollo de la Feria", de ahí sus "dudas sobre la efectividad de los paros".

La declaración institucional, que consta de ocho puntos, admite, no obstante, el alcance de esta huelga sobre "amplios sectores de la población, en especial los de menor poder adquisitivo que dependen del autobús para sus desplazamientos".

Y concluye reiterando su llamamiento a la negociación, "desde su convicción de que un acuerdo es posible a poco que las parten hagan un nuevo esfuerzo".

11

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios