celebración del día del pilar

España, Jerez... y Cataluña

  • La Guardia Civil celebra su día patronal con el recuerdo puesto en los agentes desplegados en Cataluña. El obispo insta a las fuerzas de seguridad a ser garantes del orden y de la convivencia.

Los asistentes al acto posan en el altar de la iglesia de Las Viñas. Los asistentes al acto posan en el altar de la iglesia de Las Viñas.

Los asistentes al acto posan en el altar de la iglesia de Las Viñas. / Manuel Aranda

El obispo de Jerez, monseñor Mazuelos, concelebró ayer la misa en honor de la patrona de la Guardia Civil, la Virgen del Pilar. Fue a partir de las once de la mana en la iglesia de Las Viñas, templo que se abarrotó de guardias civiles, familiares, cofrades y representaciones para honrar a la "guarda y guía" del Benemérito Cuerpo. Estuvo auxiliado el obispo de la Diócesis de Jerez-Asidonia por los sacerdotes Javier y Luis López, formando parte el equipo de gobierno de la Hermandad de la Exaltación (con sede en Las Viñas) de las representaciones que se sentaron a derecha, izquierda y frente al altar.

En la parte frontal se sentaron numerosas autoridades de todos los poderes del Estado en la ciudad. La ciudad estuvo representada por el teniente de alcalde Francisco Camas. El Estado tuvo a su mayor representante en María José García-Pelayo, diputada en el Congreso de los Diputados, junto al concejal popular Javier Durá. Por su parte, la autoridad judicial estuvo encarnada en la figura de la presidenta de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, Lourdes Marín. Junto a ella estuvo el fiscal jefe de Jerez, Francisco García Cantero, y su esposa, la magistrada del TSJA Ana María Orellana.

Las fuerzas del orden, como no podía ser de otra forma, también contaron con amplia representación. Fue el caso del comisario del Cuerpo Nacional de Policía en Jerez, Francisco José García, así como el intendente de la Policía Local de la ciudad, Javier Andrada. Junto a ellos estuvo el responsable del puesto de Jerez de la Guardia Civil, el capitán José Luis Moyá, junto con representantes de los estamentos militares en la ciudad como son los casos del coronel de la Yeguada y el teniente coronel de la Residencia Militar de Jerez.

Además de los políticos hubo otros poderes civiles arropando a la Guardia Civil en su celebración, como fue el caso del decano del Colegio de Abogados de Jerez, el conocido letrado Marcos Camacho, así como una destacaba asistencia de la Agrupación de Bomberos de la ciudad.

Fue el obispo el encargado de dirigirse a los asistentes durante la homilía. Para ello, aprovechó conmemoraciones esenciales. De un lado la celebración del 12 de octubre, que supone el descubrimiento de América y la llegada al Nuevo Continente de la evangelización; de otro la fiesta onomástica de la Guardia Civil y, de otro, el hecho de que la Virgen del Pilar sea tanto la patrona de España como del Benemérito Cuerpo. Recordó el prelado en su homilía que fue en 1913 cuando la propia Guardia Civil decidió que la Virgen del Pilar fuera "su patrona, protectora y guía". Lamentó que, pese a todo lo logrado por España en América, "la historia la contaron siempre los ingleses... y la contaron mal", lamentando ampliamente el hecho de que "se haya ignorado el amor de los pueblos americanos por la figura de María".

Ni que decir tiene que monseñor Mazuelos no pasó por alto la ocasión de dirigirse a todos los agentes de los cuerpos de seguridad de la ciudad que estos días están realizando su trabajo en la convulsa Cataluña. A ellos dedicó "un saludo con el mayor de los afectos en este día" y los calificó de "garantes de la paz y la libertad". Hilvanó esta consideración con el pilar que alza a la Virgen del Pilar, comparándolo con ese pilar de la convivencia que es la Constitución Española.

De otro lado, monseñor Mazuelos calificó a los guardias civiles y policías nacionales desplegados "en misión" estos días en Cataluña como "centinelas de la paz. Sois -señaló- veladores de esta columna (de la Virgen del Pilar) que representa la libertad y la convivencia". El obispo recordó igualmente las palabra del arzobispo castrense de España monseñor Juan del Río, que fuera obispo de Jerez, en las que señaló que "la devoción la Virgen del Pilar potencia los valores que la Guardia Civil tiene en su lema: 'El honor es mi divisa', lo que aparece en el primer artículo de su cartilla". Lamentó el prelado el hecho de que los graves incidentes acaecidos en Cataluña hayan provocado que los agentes "fueran vapuleados, manipulados" y recordó que fue justamente la patrona de la Benemérita la que ejerció de soporte "para todos aquellos que estaban de misión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios