"España es hoy un país más decente", dice el presidente

  • Los avances en políticas sociales centran la mayor parte de los discursos de Zapatero y Chaves

"España es hoy un país más próspero, que tiene futuro, pero es además más decente". Con esta afirmación resumió ayer en Cádiz el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su gestión durante la legislatura que está próxima a finalizar. Una gestión de cuatro años que ha permitido, según él, avanzar en políticas sociales que mejoren la calidad de vida de los españoles pero, también, cambiar la imagen de España que se tenía en el exterior.

"Hace cuatro años la imagen que de este país se tenía en el mundo era la de la foto de las Azores; hoy, sin embargo, España es un país solidario que está entre los que más ayuda y colaboración presta a los naciones menos desarrolladas para erradicar la pobreza", indicó.

De las políticas sociales impulsadas en la presente legislatura, y que también fueron resaltadas con vehemencia por Chaves, Rodríguez Zapatero destacó entre otras la subida de las pensiones, las ayudas por maternidad, el incremento del salario mínimo interprofesional, los matrimonios homosexuales, la nueva regularización de inmigrantes, las leyes de Igualdad y de Dependencia, la aprobación del Estatuto del Autónomo o el permiso de 15 días de baja por paternidad. "Este es el partido de la gente que no tiene de todo y este es el partido que trabaja para que la gente tenga de todo", sentenció.

De cara a las elecciones de marzo, Zapatero pidió contar en el Congreso "con una mayoría más amplia" y se mostró convencido de la victoria socialista "porque los españoles no quieren al frente del Gobierno a un presidente que insulte, crispe y descalifique", dijo en alusión clara a Rajoy.

En referencia a Andalucía, dijo que el PP siempre pierde "porque nunca ha hecho nada por esta tierra", afirmó que en esta comunidad tiene que gobernar "quien ha creído en esta tierra y quien se lo ha merecido", en referencia al PSOE, y se mofó del tercer intento de Javier Arenas por acceder a la Presidencia de la Junta como candidato del PP. "¡Mira que son pertinaces!", exclamó.

El apoyo a los actos del Bicentenario de las Cortes del 2012 y el compromiso para el desarrollo de las infraestructuras -en especial el segundo puente sobre la Bahía- quedaron patentes durante el discurso de un Zapatero que, además, se mostró convencido de que la provincia de Cádiz "va a ser capaz de derrotar al paro, aunque hasta hace poco eso parecía imposible".

Más lejos llegó incluso el presidente de la Junta, Manuel Chaves, quien, pese a la reciente crisis de Delphi y el nuevo repunte del paro por encima de las 106.000 personas en la provincia, vaticinó incluso la consecución del pleno empleo en esta tierra.

A ello llegó Chaves tras calcular que la tasa de desempleo ha bajado del 27 al 12 por ciento en los últimos 18 años y tras elogiar el impulso dado a la carga de trabajo en los astilleros y la prometida inversión de 1.500 millones de euros para el plan de reindustrialización de la Bahía, que conllevará la implantación en la comarca de ocho nuevas empresas de última tecnología.

"El PSOE es garantía de modernidad en Andalucía y en marzo no habrá marcha atrás porque a Andalucía nunca le ha ido bien la derecha", matizó Chaves antes de enumerar, como ejemplos de las políticas aplicadas por el PP, "el decretazo, los recortes sociales, las mentiras, las guerras injustas e ilegales, los recursos ante los tribunales contra las políticas de la Junta y el dinero que el Gobierno de Aznar le quitó a esta tierra sólo porque los andaluces se niegan a confiar en ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios