"Desde el bar Estadio hemos visto todas las etapas del Xerez"

Ricardo Llamas Flores regenta el famoso Bar Estadio, uno de los bares con más tradición futbolística de la ciudad.Para Ricardo lo más importante es vivir junto a su familia y seguir atendiendo a sus clientes. Ahora se prepara para vivir una nueva etapa con el ascenso del Xerez Deportivo.

-¿Cuánto tiempo lleva regentando este bar?

-Llevamos aquí veinte años, abrimos un 28 de diciembre, día de los Inocentes. Se trata de un negocio familiar propiedad de mis suegros. Ellos vivían encima y decidieron abrir un bar debajo de casa. Ahora, después de su jubilación, ha pasado a manos de mi mujer, y por consiguiente, a mis manos.

-¿Qué destacaría del Bar Estadio?

- El Bar Estadio es como una casa, es un bar pequeñito, muy acogedor. Aquí nos conocemos todos, somos los primeros que llegamos a la zona de Chapín. Y los últimos en irnos. Ahora seguimos como el primer día atendiendo a nuestros clientes personalmente.

-¿Cómo comienza su relación con la hostelería?

- Es algo casual. Yo me dedicaba profesionalmente al flamenco. He sido bailaor de muchas compañías y he recorrido el mundo de tablao en tablao con la compañía Sherry. Mis padres, con catorce años, tuvieron que firmar un papel para que pudiese viajar fuera de España. Pero el amor llamó a mi puerta y aquí estoy detrás de una barra, rodeado de toda mi familia.

-¿Qué es entonces para usted el flamenco?

- El flamenco para mí es una espina clavada. Es algo puro, interior, que siempre llevaré por dentro. Pero no me arrepiento en absoluto de la vida que he escogido vivir. Ahora tengo otras cosas; mi familia, mi trabajo y la gente que me rodea día a día. Aunque de vez en cuando me siento en casa y me pongo a ver mis actuaciones.

-¿Qué significa haber nacido en Jerez?

- Nacer en Jerez, tener a mi Xerez en primera y a mi familia a mi lado es lo mejor que me podía haber pasado. No necesito nada más, es como si me hubiera tocado la lotería. Los que vivimos en Jerez amamos nuestra tierra por encima de todas las cosas. Es como si al nacer te lo impusieran.

-¿Qué destacaría de su experiencia profesional?

- Destacaría el ambiente, el trato diario. Aquí tenemos clientes que nos visitan casi a diario y acaban convirtiéndose en familia. Somos como una pequeña familia que comparte experiencias. Es muy importante también lo que se aprende detrás de un barra. Un mostrador es una escuela que día a día te va enseñando algo nuevo.

-Supongo que le gustará el fútbol ¿Cómo se ha vivido el ascenso del Xerez?

-Bueno, te puedes imaginar, aquí se ha vivido el ascenso con mucha emoción. Diariamente vienen a desayunar la mayoría de jugadores y cuerpo técnico, quieras que no, te contagian. Nosotros hemos vivido muchas etapas con el Xerez. La segunda división ha sido muy triste, veíamos las caras de los aficionados y lo decían todo. Ahora por primera vez en la historia, nos toca disfrutar un poco. Y también nos va a venir muy bien por el negocio, ya que en esta época de crisis, un empujón más todos los días de fútbol no nos viene nada mal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios