Jerez

Fallece a los 93 años el empresario taurino catalán Pedro Balañá Forts

  • Propietario mayoritario de la plaza de toros de Jerez, dirigió la explotación del coso de la calle Zaragoza hasta la temporada 2007

Balañá Forts, en una imagen de archivo Balañá Forts, en una imagen de archivo

Balañá Forts, en una imagen de archivo

El empresario de espectáculos catalán Pere Balañá Forts, dueño de plazas de toros como las de Jerez, monumentales de Barcelona y Mallorca y Linares, así como de teatros y cines en Cataluña, ha muerto la madrugada de ayer martes a los 93 años de edad en Barcelona.

Hijo del empresario Pedro Balañá Espinós y de familia radicada en la barcelonesa Sants, su padre comenzó en el negocio de las carnes de la plaza de toros de la ciudad Condal, y levantó un imperio en el sector de los espectáculos: cines, teatros y sobre todo plazas de toros.

Balañá Espinós, que fue empresario de las plazas barcelonesas de Las Arenas y la Monumental desde 1927, llegó a adquirir esta última en 1947 y legó a su hijo a su muerte, en 1965, un imperio de cines, teatros y una posición dominante en el sector taurino en el que la plaza de Barcelona llegó a ofrecer más espectáculos al año que Las Ventas.

Balañá Forts adquirió a la empresa Belmonte la cuota mayoritaria de la plaza de toros de Jerez y dirigió la explotación del coso hasta la temporada 2007, año en que la contrató con la casa Matilla, formada por uno de sus más estrechos colaboradores.

Pedro Balañá Forts ante el declive de la fiesta de los toros en Cataluña, en regresión por las agresiones nacionalistas a este espectáculo hasta que fue prohibido en la comunidad autónoma en 2010, fue desplazando desde principios de siglo sus intereses a la exhibición de películas y al teatro. Cedió la explotación de la Monumental de Barcelona y fue criticado por el sector taurino por la falta de beligerancia de la empresa con la prohibición auspiciada por el nacionalismo, con el que además disputaba con el caballo de batalla del doblaje y exhibición obligatoria de películas en catalán. La Generalidad fijó una indemnización a su favor por la prohibición taurina abolición que anuló el Tribunal Constitucional.

De sus cuatro hijos, Pedro y María José Balañá Mombrú permanecían en el negocio familiar, el primero dedicado a las salas de cine y la segunda al teatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios