Jerez

La Feria tendrá unas ordenanzas en 2018 "que fomentarán la convivencia"

  • Los inspectores municipales levantaron 50 actas a caseteros, según Francisco Camas, que asegura que "hay que buscar el bien común y reconducir la idiosincrasia de la fiesta"

Ambiente y baile por sevillanas en la caseta de 'Fundador' durante la pasada Feria. Ambiente y baile por sevillanas en la caseta de 'Fundador' durante la pasada Feria.

Ambiente y baile por sevillanas en la caseta de 'Fundador' durante la pasada Feria. / pascual

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Jerez planea un endurecimiento de las normativa de casetas de la Feria del Caballo, sobre todo para impedir la existencia (y proliferación) de las denominadas 'casetas-discoteca'. El elevado volumen del equipo de música de una de ellas provocó que el Ayuntamiento clausurara el referido equipo (reproductores y amplificadores) después de que las llamadas al orden fueran desatendidas.

Buena prueba de que dicha caseta se dedicaba únicamente a este sector del negocio es que al día siguiente comenzó su desmontaje. En la referida caseta tan sólo se servían bebidas. No había comida por carecer de cocina instalada. Cabe destacar a este respecto que según las ordenanzas "la música que suene en las casetas obligatoriamente debe estar enmarcada dentro del "estilo flamenco" hasta las 24.00 horas", así como que "las casetas deben tener el uso tradicional de las mismas en la Feria, por lo que todas deberán tener servicio de cocina. Igualmente, todas deberán tener a la vista del público la lista de precios, así como disponer de hojas de reclamaciones conforme a la normativa vigente a este respecto".

Según ha destacado la alcaldesa las medidas que adoptará el equipo de gobierno local van destinadas, sobre todo, a fomentar la convivencia entre las casetas vecinas. Desgraciadamente se dan casos en los que una caseta quiere ofrecer a su público espectáculos en consonancia con el ambiente de Feria (tales como actuaciones flamencas o de grupos rocieros) y es imposible porque el volumen que llega del establecimiento aledaño hace imposible que dicha actuación pueda llevarse a cabo.

Por su parte, el delegado municipal de Fiestas, el teniente de alcaldesa Francisco Camas, dijo ayer que "hay que reconducir la situación para que la celebración de la Feria del Caballo siga dentro de los cánones". La labor de los inspectores municipales a este respecto ha sido intensa en la observancia de las formas clásicas de la Feria. "Prácticamente no han parado", señaló ayer Francisco Camas quien cifró "en torno a la cincuentena las advertencias realizadas a propietarios de casetas por alejarse de las formas". Como ha quedado dicho, de todas estas advertencias tan sólo una acabó en precintado de equipo musical. Camas sostiene que la gestión pública de esta celebración "debe buscar el bien común y reconducir su estatus e idiosincrasia".

Entre los objetivos del gobierno local se encuentra "la redacción de unas nuevas ordenanzas, las cuales entrarán en vigor el año próximo".

Cabe destacar que en Jerez las ordenanzas de la Feria del Caballo son unas grandes desconocidas. Tienen multitud de aspectos de obligado cumplimiento los cuales no son perseguidos cuando son contemplados, probablemente por el desconocimiento de la propia 'ley' local. Un caso muy curioso es la prohibición existente de que se vendan globos en el interior de la Feria. Al estar llenos de gas inflamable pueden provocar un incendio o explosión en caso de que se queden enganchados en el alumbrado, que lógicamente alcanza altas temperaturas. Pese a ello, el vendedor de globos es una imagen habitual de la Feria del Caballo.

Otra 'curiosidad' es que en las ordenanzas se indica que "se prohíbe la transmisión o traspaso, bajo cualquier modalidad, de la titularidad y uso de la caseta", algo que es público y notorio que se incumple año tras año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios