El Festival de Jerez eleva ventas en la hostelería un 40% respecto a enero

  • Horeca califica a los visitantes como educados y con un poder adquisitivo muy variado

Turistas, ayer, en el centro de la ciudad. Turistas, ayer, en el centro de la ciudad.

Turistas, ayer, en el centro de la ciudad. / pascual

"El primer escalón que sube la hostelería local a lo largo del año es el del Festival de Jerez". Con estas palabras se expresaba ayer el delegado de Horeca en Jerez, Francisco Díaz, quien asegura que tras el "terrible parón de enero la actividad en los bares y restaurantes de la ciudad comienza a subir con motivo de la celebración del ciclo de baile flamenco que alberga el Teatro Villamarta". Después vendrá la Semana Santa.

Según asegura a este medio, "si se comparan las cajas de enero con las actuales se puede asegurar que el movimiento económico ha crecido del orden del 40%, sobre todo gracias al turismo". A este respecto señala el Festival de Jerez supone un "verdadero empujón para la hostelería del centro" ya que durante enero, en cuanto se acaba la cabalgata, "la actividad es mínima, tanto es así que incluso hay negocios en los que se aprovecha para dar descansos y vacaciones al personal".

¿Cómo es la clientela que estos días recala por Jerez? Según Francisco Díaz, propietario del restaurante ' Don Tapa' en la calle Tornería, "es ante todo educado. Es un cliente que puede venir con más o menos dinero pero se trata de personas cultas y, sobre todo, educadas". A este respecto señala que "los japoneses jamás dan quejas en un bar o restaurante. Eso sí, si han comido o se les ha atendido mal el dueño puede tener claro que no volverán por allí".

En lo que se refiere al nivel económico el delegado de Horeca apunta que "hay de todo, desde quienes vienen y se hospedan en hoteles a quienes lo hacen en hostales o se alquilan apartamentos en grupos para minimizar los gastos. Los apartamentos se han convertido en una competencia dura para los hoteles. Se puede decir que tras dos décadas de celebración, los aficionados del Festival de Jerez han ido corriendo la voz y han buscado otras formas de alojarse".

A pesar de que respecto al mes de enero el incremento de ventas por el Festival supone un empujón muy de agradecer, cabe destacar que en lo que a gasto se refiere desde Horeca no se ha percibido un incremento significativo respecto al año pasado. "La verdad -apunta Díaz- es que estamos prácticamente igual. Ni más ni menos". Igualmente destaca la gran importancia que tiene el turismo para la hostelería local. "Son en este momento uno de los pilares más importantes que tenemos. Tanto es así que no dudo en asegurar que si, de repente, el turismo desapareciera de Jerez la mitad de los negocios hosteleros del centro de la ciudad deberían echar el cierre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios