Ganemos: "Quien abre un negocio no sabe qué le exigirá el Ayuntamiento, existe arbitrariedad"

  • Piden "responsabilidad" al Ayuntamiento en el asunto de la ZAS, pues "no puede ser un mero mediador"

La agrupación de electores Ganemos Jerez dio ayer a conocer su postura al respecto de las ZAS, tras "analizar la documentación disponible, manteniendo reuniones con hosteleros, vecinos y expertos en la materia". La conclusión es que "no pueden aplicarse las mismas medidas a las tres zonas afectadas (San Pablo, plaza Vargas y plaza del Clavo) pues cada una de ellas tiene características y necesidades diferentes". Ganemos explica que "se rigen bajo el mismo plan de acción, publicado con detalle en el BOP. Se rigen bajo un copia-pega que no puede solucionar tres situaciones a la vez".

A juicio del grupo municipal, "existe una preocupante e insostenible arbitrariedad en la aplicación de las ordenanzas municipales, precisamente donde debería existir un criterio único para todos los establecimientos y locales". Esto "conlleva una inseguridad jurídica. Una persona que quiera hoy abrir un negocio en Jerez no sabe con qué criterios debe y puede cumplir ni cuáles son las exigencias por parte del Ayuntamiento, pues no se aplican con rigurosidad ni homogeneidad. Existe una inercia y una mala praxis que viene de muchos años atrás. La dejadez municipal en la normativa urbanística y medioambiental (acústica) ha sido una tónica durante demasiados años".

Ganemos achaca este problema a "la falta de modelo del centro de la ciudad, incluido su desarrollo económico, que se rige en la concepción de un centro despoblado, lleno de comercios y hostelería. El Ayuntamiento debe trabajar con amplitud de miras, a largo plazo, de forma dialogante y participativa. No existen garantías ni al derecho al descanso ni al disfrute del espacio público por parte de todos, vecinos y visitantes". En ese sentido, añade que "el Ayuntamiento debe asumir su responsabilidad, porque no es un mero mediador. Huye de este escenario por su complejidad y exigencia y porque le obligaría a trabajar verdaderamente en un modelo de ciudad que rompería una gran cantidad de equilibrios insanos".

Además, la formación lamenta que no se esté aplicando "la principal medida recogida en el plan de acción, una campaña de concienciación sobre las consecuencias de la emisión constante de ruidos fuera de márgenes y horarios en que la ley lo permite, y sus consecuencias para los vecinos". Para remachar, desde Ganemos señalan que "es indispensable el diálogo, la transparencia, la democracia y la inteligencia colectiva, porque el problema de la convivencia en el centro no se puede dilatar más en el tiempo. Es hora de sentarse y trabajar por el bien común de los jerezanos y las jerezanas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios