El Guadalete busca su cauce

  • La Junta inicia una nueva fase de regeneración de la ribera del río en el puente de La Cartuja para reducir las consecuencias de las crecidas

Una retroexcavadora retira sedimentos en el río Guadalete a la altura del puente de La Cartuja. Una retroexcavadora retira sedimentos en el río Guadalete a la altura del puente de La Cartuja.

Una retroexcavadora retira sedimentos en el río Guadalete a la altura del puente de La Cartuja. / pascual

Comentarios 1

El río Guadalete, a la altura del histórico puente de La Cartuja, es un hervidero de camiones y retroexcavadoras. Desde hace unas semanas se está acometiendo una importante intervención de retirada de sedimentos y vegetación para tratar de reducir las consecuencias de las avenidas en época de lluvias.

Desde la Junta de Andalucía, organismo que está ejecutando esta intervención, se informó ayer de que se está procediendo a la limpieza de la zona ocupada en los arcos de este puente, de manera que, en caso de subida del caudal, el agua se encuentre con las menos barreras artificiales posibles. En los últimos años, ya se actuó en este punto permitiéndose que ya estén expeditos seis de los ocho arcos del paso elevado; ahora, con esta actuación, se pretende lograr la liberación de todo el perímetro del puente. Esta obra forma parte de una segunda fase de la limpieza de cauces de la provincia de Cádiz que está acometiendo la empresa estatal Tragsa mediante una encomienda de gestión realizada por la Consejería de Medio Ambiente. El presupuesto ronda los 400.000 euros.

Este enclave del Guadalete es uno de los puntos negros en temporada de lluvias. La existencia en menos de un kilómetro de tres puentes (además de La Cartuja están los viaductos de la Jerez-Los Barrios y de la autopista), unido a la falta de limpieza del cauce, la acumulación de sedimentos y la plantación de eucaliptos en las márgenes en décadas pasadas, provocaron durante años que en este punto se formara un embudo que en épocas de crecida conllevara graves problemas de inundación en el entorno.

Por ello, desde 2010 se ha procedido a la retirada de más de 30.000 pies de eucaliptos y de 130.000 metros cúbicos de sedimentos del cauce fluvial, mejorando ambientalmente este tramo del río y contribuyendo a mitigar los efectos de las inundaciones ya que se ha tratado de dejar lo más limpio posible el paso natural. Estas intervenciones han supuesto hasta el momento un coste de unos 1,1 millones de euros.

Ahora bien, con esta intervención se pretende recuperar también el canal secundario del río Guadalete, que discurre en paralelo, y que puede aminorar el efecto barrera de las infraestructuras viarias existentes en este punto. Estos trabajos se extenderán hasta final de año.

Esta intervención tuvo una primera fase que culminó en primavera y se llevó unos 118.500 euros de presupuesto. En esta actuación se procedió a la retirada de todos los residuos y escombros acumulados en la fachada fluvial frente a la barriada de La Corta y la eliminación selectiva de arbolado (principalmente eucaliptos) para favorecer la regeneración de las especies autóctonas de árboles de ribera como son los fresnos, álamos blancos o los sauces. Además, se procedió al cierre del acceso a la zona restaurada de vehículos motorizados para evitar nuevos vertidos y frenar el deterioro de ese entorno, y la retirada de cerramientos de antiguas ocupaciones de la ribera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios