El Gregorio Marañón se hace cargo de la atención de Marcos Carribero

  •  Los padres lo ven "un gran logro y un gran paso tras casi perder la esperanza en tres años de papeleo"

El joven jerezano Marcos Carribero en una foto en su casa junto a miembros de su familia. El joven jerezano Marcos Carribero en una foto en su casa junto a miembros de su familia.

El joven jerezano Marcos Carribero en una foto en su casa junto a miembros de su familia. / Vanesa Lobo

Cuando apenas le quedaban ya esperanzas, la familia de Marcos Carribero recibió ayer la noticia que llevaban esperando desde que hace tres años iniciaron el papeleo. El Hospital Universitario Gregorio Marañón se encargará de la atención del niño jerezano de 14 años que sufre tres cardiopatías congénitas severas que le han obligado a someterse a 45 operaciones.

Juan Carribero apenas podía dar crédito a la noticia de que el Gregorio Marañón pasará a ser el centro de referencia de su hijo Marcos, confirmación que recibió por partida doble vía telefónica: primero le llamó el cardiólogo del Virgen del Rocío de Sevilla que ha atendido al niño jerezano, y luego hizo lo propio José Luis Zunzunegui, cardiólogo que ya operó al menor en Sevilla a principios de años y que le atenderá en el hospital madrileño a partir del 1 de diciembre, fecha para la que ha fijado la primera consulta.“Es un logro increíble, un paso importantísimo que, aunque no habíamos perdido la esperanza, veíamos difícil después de tantos años de papeleo y de lucha con el apoyo de los médicos del hospital de Jerez”, acertó a decir Juan Carribero, presa aún de los nervios por la emoción del momento.

Algo más relajado, el padre del menor agradeció la mediación del diputado del PNV Joseba Agirretxea, con el que se reunió hace una semana en el Congreso de los diputados para estudiar posibles soluciones que aliviaran la situación de Marcos y de su familia, en concreto cuestiones relativas a la salud y a la financiación de los altos costes de la atención.

Los padres de Marco quieren que les reconozcan como cuidadores y que su hijo sea valorado por un tribunal médico como pensionista para que los tratamientos y los medicamentos no tengan coste. En la actualidad tiene el reconocimiento solo de gran dependiente, por lo que percibe solo 442 euros al mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios