IU ofrece más de 20 claves para que el Ayuntamiento ahorre 30 millones al año

  • El concejal Joaquín del Valle concreta el Plan de Viabilidad de su grupo y abre el debate con gobierno municipal y sindicatos

Comentarios 8

"Vamos a pringarnos todos, la situación lo precisa: ningún trabajador sin trabajo y ningún trabajador sin trabajar". Bajo esa sencilla premisa, el concejal de Izquierda Unida, Joaquín del Valle, ha sido capaz de lo que gobierno municipal y principal partido de la oposición, el PP, no han sido capaces en los últimos meses: poner sobre la mesa un Plan de Viabilidad sin filosofía y retórica y con medidas de reajuste y ahorro precisas. Con números y cifras ajustadas a la realidad, especificó Del Valle, y con capacidad para ser un "documento abierto para que todos entren en el debate". Ayer mismo recibió el documento el aplauso de los sindicatos, que agradecieron "el rigor y la seriedad de un trabajo global que no han sido capaces de exponer ni gobierno ni PP". En total, IU ofrece más de veinte claves a través de cinco apartados con las que cree que pueden llegar a recortarse unos 30 millones de euros del gasto del Ayuntamiento, cifra muy próxima al déficit estructural que a cada ejercicio acumulan las cuentas municipales. El objetivo, dijo el concejal izquierdista ante los medios, es: la consecución del equilibrio presupuestario; el mantenimiento y mejora de las prestaciones de los servicios públicos municipales; la racionalización de la estructura del empleo público municipal, adaptándolo y dotándolo de estabilidad; y la amortización de deuda a largo plazo.

En conjunto, el paquete de medidas puede suponer un ahorro de 30 millones al año que se subdividen: en 2,5 millones de ahorro en el gobierno local y grupos políticos; 8 millones a partir de la gestión directa de los servicios; 7,5 millones derivados de la rebaja en el gasto corriente; 9 millones gracias a la modificación de las condiciones de trabajo; y 3 millones a raíz de la introducción de medidas fiscales. Comoquiera que "todas estas medidas -aclaró Del Valle- no pueden ponerse en marcha de hoy para mañana, lo más idóneo sería solicitar un anticipo extraordinario a la Junta de 50 millones de euros a devolver en diez años y que garantice un 'colchón' económico suficiente para activar con garantías el Plan de Viabilidad". Tras incidir en las causas que han llevado a la dramática e inestable situación actual de las arcas municipales, "que ni son nuevas, ni consecuencia exclusiva de la crisis actual", el edil abogó por abandonar la "filosofía" y presentar "números concretos" porque "está claro que no podemos seguir gastando más de lo que ingresamos; eso lo sabe cualquier familia". En este sentido, aludió a la necesidad de establecer órganos de gestión y control del Plan de Viabilidad en el que participen todos los grupos, sindicatos e incluso cuente con participación ciudadana.

Los políticos tienen que ser ofreciendo gestos de austeridad ante la ciudadanía. Por ello, IU propone un nuevo recorte a la factura del gobierno municipal y los grupos políticos. No sólo pide que su sueldo se reduzca en un 10% sino que reclama que las transferencias a los grupos políticos se reduzcan a la mitad. Con medidas como que sólo nueve concejales tengan dedicación exclusiva y la suspensión del pago de antigüedades, la formación cree que pueden ahorrarse unos 2,5 millones al año, un 67,5% del coste actual por estos conceptos.

Los servicios públicos cuestan a las arcas municipales 62 millones de euros al año. El PSOE plantea un recorte del 16% lo que implica una reducción de la calidad del servicio que se presta. Lo que IU plantea es el 'rescate' de las concesiones. Y es viable, considera Del Valle. "Si eliminamos un 15% de beneficio industrial y las subvenciones, es factible asumir las plantillas y el mantenimiento del servicio para mejorarlo", sostuvo el concejal de IU. En todo caso, el Plan propone crear una empresa municipal de transporte público colectivo; otra del ciclo integral del agua; una sociedad pública de control y gestión del medio ambiente; una empresa municipal de inversiones municipales y vivienda; potenciar el ente Parque Tecnológico Agroindustrial de Jerez; y la constitución de la Fundación Municipal de Políticas Sociales e Igualdad. En total, puede hallarse en este capítulo un ahorro de hasta 9 millones, lo que implica también la disolución de empresas municipales en quiebra (Ajemsa, Jecomusa, Ememsa...).

Eliminación de gastos superfluos en arrendamientos, conferencias, telefonía, atenciones protocolarias, publicidad, jurídicos... También se propone la creación de un programa de ahorro energético; reducción de gastos en Onda Jerez y supresión de actividades que no sean mayoritarias. El ahorro puede moverse entre los 6 y 8 millones.

La nómina municipal representa el 51% de las operaciones corrientes del Presupuesto, pero con una modificación consensuada, "lo que la legitimaría", este capítulo puede llegar a recortarse en 8 millones. Para ello, podría reducirse la jornada laboral en un 20% (un día a la semana) y de un 10% de salario, lo que implica que la reducción del coste de tiempo no trabajado se repercute a partes iguales entre Consistorio y trabajador en un plazo inicial de dos años prorrogables. Eliminación de horas extra, productividades, jubilaciones parciales y sueldos no superiores a diez veces el salario mínimo, son otras de las propuestas. Éstas son menos novedosas frente a las ya presentadas por el propio gobierno local.

La leve modificación de tasas municipales puede conllevar un ahorro de 3 millones. IU plantea una revisión progresiva de la tasa por recogida, tratamiento y aprovechamiento de residuos urbanos y de la tasa por utilización privativa y aprovechamientos especiales constituidos en el suelo, subsuelo o suelo del dominio público: cajeros y expendedores públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios