IU teme que la pérdida de 1,8 millones recorte las políticas sociales o bloquee las oposiciones

Izquierda Unida lamentó ayer que el Ayuntamiento "se vea abocado, como consecuencia fundamental de las políticas de Montoro y el Gobierno central del PP, pero también del bloqueo que pesa sobre la modificación de determinadas ordenanzas", a aprobar un presupuesto "con un margen, cada vez más exiguo, para aplicar políticas que permitan atender la emergencia social, mejorar la prestación de los servicios públicos e invertir en el nuevo modelo de ciudad que Jerez necesita".

De cara al ajuste presupuestario, IU considera que detraer 1'8 millones de euros no será tarea fácil, "máxime teniendo en cuenta la situación de partida" y espera que dicho ajuste no afecte en modo alguno a la plantilla, si bien sospecha que podría estar en riesgo "la contratación de trabajadoras sociales para reforzar la atención social, algo imprescindible dado el colapso derivado de la situación de emergencia social en que se encuentra la ciudad, o la convocatoria de oposiciones libres prevista para cubrir 20 puestos de funcionario en el Ayuntamiento".

A juicio de IU, que apoya la supresión de las bonificaciones, la situación en la que se encuentra el Ayuntamiento es "tan sumamente grave" y el posible margen que tiene para intervenir es "tan exiguo" que "la votación de asuntos tan sumamente relevantes como la modificación de las ordenanzas fiscales sólo pueda entenderse como un acto de máxima responsabilidad, con Jerez y con el conjunto de los jerezanos". Además, en opinión de IU, el incumplimiento consciente y deliberado del Real Decreto puede ser considerado como "una infracción muy grave en materia económico-financiera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios