Jerez

IU alerta a los trabajadores municipales de los riesgos de convertirse en funcionario interino

  • El cambio "llevaría implícita la renuncia a un empleo indefinido", asegura la formación

Izquierda Unida se mostró ayer "escéptica" respecto a la aprobación del gobierno local de un procedimiento de funcionarización para el personal municipal, a la vez que advirtió a la plantilla de que "será imprescindible contar con el consentimiento de cada uno de los trabajadores y que, antes de eso, será necesario que conozcan los riesgos que se derivan de cada uno de los pasos que, desde el gobierno local, se les pueda invitar a dar".

En este sentido, a juicio de IU, "no debe existir gran problema con respecto a los laborales fijos, más allá de que pueda haber trabajadores a quienes no les interese modificar su relación laboral con el Ayuntamiento, en cuyo caso la creación de la plaza podría derivar en una duplicidad de los actuales puestos de trabajo". Sin embargo, desde la formación aseguraron que "el riesgo está en los trabajadores laborales indefinidos, a quienes se les ofrecerá la posibilidad de convertirse en funcionarios interinos, lo que llevaría implícita la renuncia a un empleo indefinido y los derechos adquiridos por la legislación laboral quedando a merced de la administración, pues la conversión en funcionario interino no modifica el vínculo jurídico original, ni supone la creación de la plaza".

Tanto es así que, según argumentaron desde Izquierda Unida, la conversión de laboral indefinido en funcionario interino, "además de necesitar del consentimiento de los trabajadores, aún siendo aceptada por ambas partes, incurriría en fraude de ley si la renuncia a la relación laboral indefinida no acredita, a cambio, una ventaja para el trabajador". Es por ello que IU advirtió a los trabajadores de que la conversión en funcionario interino "deberá ir acompañada de la convocatoria de la plaza, por concurso oposición, y la posibilidad posterior de acceder a esa convocatoria, si bien el trabajador perdería su puesto de trabajo, sin derecho a indemnización, en el caso de no ser quien accediera a la plaza".

A juicio de Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz del grupo municipal de IU, "el gobierno debe ser claro, con los trabajadores y con sus representantes sindicales, e informar a estos de los riesgos derivados de cada uno de los pasos que puedan ir dando". Por estos motivos aseguró que "aceptar la conversión en funcionario interino supone, de facto, renunciar a una futura e hipotética indemnización por despido". Por lo tanto, "antes de dar ese paso, los trabajadores deberían tener muy claro qué va a ofrecerles a cambio el Ayuntamiento y qué garantía pondrá sobre la mesa para que pueda interesarles firmar ese consentimiento."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios