Indignación de vecinos de La Barca por el tránsito diario de camiones

Vecinos de la calle Manga de La Barca han mostrado una vez más su indignación por los problemas que le causan el paso diario de camiones por esta vía. En concreto, se trata de uno de los accesos a la pedanía y los residentes en este área se quejan de que "no podemos vivir debido a los ruidos que ocasiona el tránsito de vehículos pesados desde las seis de la mañana y así durante todo el día, porque no paran en toda la mañana". Los principales afectados, cuyas viviendas limitan con esta entrada a La Barca, llevan cerca de diez años pidiendo una solución a este problema, sin que a fecha de hoy se lo hayan dado. De hecho, dan a conocer en esta ocasión las molestias continuas que padecen debido a que tras la última protesta el Ayuntamiento de Jerez se comprometió a buscar una alternativa de mutuo acuerdo con las peticiones del alcalde pedáneo, Roque Valenzuela. Tal como informaron desde el Consistorio jerezano, la delegación de Seguridad y Movilidad anunció a finales del pasado mes de octubre que prohibiría el paso de camiones por la calle Manga y que, incluso, estudiaría la posible colocación de pivotes en esta misma vía.

Sin embargo, los vecinos comprueban a diario que la prohibición "no se está cumpliendo y esto es un suplicio para todas las familias, sobre todo para las que tienen niños pequeños". El enfado de estos barqueños es aún mayor porque aseguran que han hablado con los agentes de la Policía Local de la pedanía y "nos dicen que no pueden hacer nada porque los conductores tienen permisos del alcalde para circular". Un extremo que, según dicen, "confirman también los propios camioneros". Al mismo tiempo, comentan que en el momento que los conductores de vehículos pesados observan algún tipo de control en los accesos "se avisan entre ellos por las emisoras y evitan pasar por aquí". Una alternativa comprobada, casualmente, por el fotógrafo de este Diario que mientras tras tomar varias imágenes del tránsito de camiones por la calle Manga, observó como los siguiente vehículos se desviaban antes de acceder a esta vía. "Estamos ya desesperados y no sabemos qué hacer", explica una afectada, señalando que "cualquier día va a haber un problema más gordo porque los vecinos ya están perdiendo los nervios y no saben si tirarse a la carretera para que nos escuchen". Hay que recordar, de hecho, que los barqueños ya se han manifestado en más de una ocasión en los últimos años e, incluso, han cortado el tráfico precisamente para reclamar una solución definitiva.

Pese a las críticas de los afectados, el alcalde pedáneo desmiente que los camioneros tengan permisos para circular por esta zona, señalizada con la prohibición de transitar vehículos de más de 5,5 toneladas. "Tan sólo pueden pasar por la calle 3 ó 4 camiones al día debido a la cercanía de sus explotaciones no tienen otra alternativa y otros porque están recogiendo los cultivos del tiempo o transportan pienso, nada más", concreta Roque Valenzuela. Por estos motivos, ante las reclamaciones de los vecinos, pide a la Policía Local que compruebe "que los conductores de los camiones tienen los permisos tal como dicen. Cuando se lo soliciten comprobarán que no es así y se acabará toda esta historia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios