Ingresa en prisión por disparar en la cabeza a uno de sus vecinos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez a un hombre de 31 años de edad como presunto responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tras disparar con un arma de fuego a un vecino del bloque de viviendas donde reside. La víctima fue abordada en las escaleras de su domicilio donde recibió el impacto de un proyectil que le causo una herida en la cabeza por lo que necesitó ser trasladado al hospital donde recibió puntos de sutura. Además de esta agresión, al detenido se le imputa la presunta autoría de un delito de amenazas perpetrado días antes, cuando amenazó con varias armas blancas a otro vecino del mismo bloque de viviendas.

Este desagradable suceso ocurrió en la noche del pasado 2 de febrero, cuando la sala operativa del 091 recibió numerosas llamadas de los vecinos de un edificio del distrito Sur alertando de que habían escuchado una fuerte detonación seguida de gritos y lamentos.

Según informó ayer la Policía Nacional, hasta el lugar se desplazaron varias dotaciones policiales, cuyos agentes encontraron a un hombre con una herida sangrante en la parte lateral de la cabeza, por lo que procedieron a realizarle los primeros auxilios hasta la llegada de una dotación de los servicios médicos del 061.

Los agentes recabaron información sobre lo ocurrido recogiendo pruebas e indicios que determinaban como presunto autor a una persona que semana antes había ocupado una vivienda del bloque, y que habría disparado a corta distancia con una pistola sobre la cabeza de la víctima.

Los policías localizaron y detuvieron al individuo como presunto responsable de un delito de tentativa de homicidio y lesiones trasladándolo hasta las dependencias de la Comisaría de Jerez donde quedó ingresado en calabozos.

La investigación llevada a cabo ha permitido esclarecer otra agresión realizada por el detenido en la misma finca, donde persiguió y amenazó a otro vecino con dos cuchillos de cocina a otro de los vecinos. Sin embargo, en aquella ocasión la víctima no lo denunció "por miedo" al detenido. Por estas evidencias el detenido fue también imputado de un nuevo delito, en este caso de amenazas graves utilizando un arma blanca.

Los investigadores averiguaron que la pareja del detenido había participado en los hechos, por lo que fue detenida como presunta responsable de un delito de lesiones. Las pruebas obtenidas apuntan a que ambos se dedicaban a localizar viviendas vacías en la zona Sur para ocuparlas. Después de cambiar los bombines de las cerraduras vendían las llaves de la casa ocupada a terceras personas por un importe que oscilaba entre los 100 y 200 euros.

Los vecinos del bloque se habían opuesto a que esta persona continuara ocupando ilegalmente nuevas viviendas para beneficiarse económicamente. Teniendo en cuenta este escenario, los investigadores continúan realizando gestiones para identificar los pisos ocupados y su moradores fruto de las acciones de ambos detenidos.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial en funciones de guardia, quién decretó el ingreso en prisión preventiva para el hombre y dictó medidas cautelares contra la mujer.

La intervención fue realizada por agentes de la Policía Nacional pertenecientes al los Grupos de Atención al Ciudadano y a la Unidad de Prevención y Reacción. La investigación ha sido desarrollada por la Unidad de Delitos Especializados y Violentos, todos ellos destinados en la Comisaría de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios