Inquietud en el comercio por la repercusión en las ventas

  • Las asociaciones lamentan el daño que se causará a la imagen del centro y piden que se alcance un acuerdo que evite los paros

Comentarios 1

 Tras meses de continuas manifestaciones y  protestas de diferentes colectivos por el centro, con una huelga del transporte público por medio, los comerciantes viven ahora con preocupación los efectos que la huelga de basura y limpieza viaria, que se inicia hoy, puede tener sobre la ciudad y sus propios negocios. Descartada en principio una  desconvocatoria de última hora, una esperanza que albergaban los comerciantes, las dos asociaciones del centro que les representan,Acoje yAsunico,  han mostrado su inquietud ante esta nueva movilización. El presidente de Acoje, Fernando García, señaló que la situación puede llegar  ser caótica, “más grave si se tiene en cuenta que se está jugando con aspectos como la  salubridad y sobre todo la hostelería se va a ver muy afectada. Algunos comercios podremos retener en nuestros establecimientos los cartones para que no se acumulen en la calle, pero en el caso de los bares no tienen más remedio que sacar los residuos fuera. Ya sabemos lo que va a pasar: al final todo va a quedar esparcido por el suelo, fuera de las bolsas”.  García lamentó el daño que se va a causar  a la imagen de la ciudad, especialmente en el centro, “porque estamos convencidos de que la huelga no se va a observar en las grandes superficies. Ellas tienen sus compactadores y no lo van a sufrir”. Las movilizaciones comienzan en un mes, noviembre, que aunque tradicionalmente ha sido bastante flojo en ventas, había conseguido remontar, según explicó el presidente de Acoje, por el adelanto en muchos casos de las compras navideñas, animadas por las promociones y campañas que se vienen haciendo desde los comercios del centro.   La huelga de basura podría dar al traste ahora con estos esfuerzos. “La alcaldesa nos ha venido diciendo que desde el Ayuntamiento se estaba trabajando para evitar este conflicto e intentar por todos los medios que no se llevara a cabo, pero ya parece imposible que se desconvoque”.

Desde Acoje se ve con preocupación la imagen “lamentable que puede ofrecer una ciudad, que, sobre todo el centro, vive también del turismo, con numerosos visitantes que llegan a las bodegas o a la Escuela Ecuestre. Desde luego al comercio de las barriadas también les va a afectar, pero en el centro será mucho peor”.Por todo ello García hizo un llamamiento a la cordura. “Nosotros entendemos la situación económica en que se encuentra el Ayuntamiento, y también que los trabajadores de Urbaser defiendan sus puestos de trabajo, en realidad todo el mundo tiene razón, pero la cuerda siempre se rompe por el más débil”. En este sentido, se refirió a la grave situación que atraviesa el comercio, agravada en los últimos días por la lluvia y con una huelga general, convocada para el día 14, que los comerciantes también observan con  reticencias.

En la misma línea, el presidente de Asunico, Manuel García, dijo que  “no se puede permitir que un área comercial como la del centro de Jerez no tenga un servicio de limpieza y recogida de basura. Cuando no es una cosa es otra y la ciudad no está para eso. Los que aún podemos trabajar, tenemos que tirar para adelante”. García abogó por que se alcance una solución. “Creo que los trabajadores están en su derecho de defender sus intereses, pero es necesario que se llegue a un acuerdo”.

Responsables de la asociación de comerciantes de la plaza de  abastos confiaron en que la  huelga afecte lo menos posible al mercado, ya que por las informaciones que les  ha hecho llegar el Ayuntamiento los servicios mínimos priorizarán en la limpieza  una serie de instalaciones claves, entre ellas, los mercados. “Habrá que esperar unos días para ver cómo nos puede llegar repercutirnos”, señaló Pablo González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios