La Inspección de Trabajo analiza el estado de los 'viejos' juzgados

  • Los magistrados de la ciudad le remitieron un informe tras la rotura de un bajante que hizo que se mojaran varios expedientes de dos órganos de Primera Instancia

Profesionales de la Inspección de Trabajo estuvieron ayer en la sede judicial de Tomás García Figueras para analizar el estado en el que se encuentra el edificio, algo requerido por los mismos magistrados de la ciudad tras el incidente de hace unas semanas que causó numerosos problemas en dos juzgados de Primera Instancia y en los archivos por la rotura de uno de los bajantes del edificio. Esa fue la gota que colmó el vaso de los profesionales de la Justicia y, de hecho, se convocó una junta de jueces extraordinaria en la que decidieron acordar remitir un informe tanto a la Inspección como al propio Consejo General del Poder Judicial para que supieran lo ocurrido. Así, pidieron a la administración a que les informara de las acciones que iban a plantearse al respecto.

Distintos representantes de los sindicatos que participan en Justicia estuvieron acompañando a los inspectores en su visita a esta sede judicial, que tiene ya a sus espaldas más de dos décadas. El informe pertinente será remitido a la Junta cuanto antes. Diego Pacheco del sindicato CSIF lamenta que pese a que el informe pueda remitir datos negativos, "legalmente no hay nada que pueda obligar a la administración a que actúe, porque no es el primer informe que ha llegado".

El sindicalista se refirió a la existencia de problemas estructurales y de saneamiento, "cuyas solución no puede ser algo casero, ni un remiendo, porque eso luego siempre termina mal. Hay que hacer una propuesta en serio porque ese edificio se creó cuando Jerez tenía unas necesidades y ahora son otras. Se trata de una ciudad moderna que precisa órganos en consonancia con lo que se hace en Justicia", matizó.

Para los sindicatos como para los profesionales de la Justicia la solución pasa por construir un edificio nuevo que sirva de sede única. El Ayuntamiento también tendrá que entrar a negociar porque se necesita de una solución 'pasarela' para la construcción de ese nuevo edificio. La Junta ha reservado parte de su presupuesto para la creación de ese proyecto tan necesario, como se ha dicho en anteriores ocasiones.

Jerez se plantea además ahora con un problema casi inmediato por la concesión del Juzgado de lo Social 3, al que habrá que buscar sitio pero en la sede de Álvaro Domecq, donde está todo ocupado, lo que motivará la salida de un juzgado que irá a García Figueras.

Hay que destacar que en el inmueble se prosigue con las obras previstas como la de la instalación de ascensores con la que de una vez por todas se eliminarán las barreras arquitectónicas de los 'viejos' juzgados, unas obras que van a buen ritmo. Asimismo, se está procediendo a la instalación de cámaras con las que grabar los juicios que se vayan celebrando, tal y como estipula la ley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios