Jerecom sumó casi 900.000 euros en obras 'a dedo' con Pacheco en la GMU

  • El informe en poder de la Fiscalía habla de más de 50 contratos menores entre 2003 y 2007, reformas privadas y proyectos "de la misma naturaleza" pero por fases para adjudicar sin concurso

Comentarios 47

Únicamente la constructora Jerecom, a cuyos afectados instó la propia Junta de Andalucía a que solicitasen una investigación judicial tras su quiebra, sumó casi 900.000 euros en obras menores -de un importe inferior a 30.000 euros y que evitan tener que estar sujetas a cualquier criterio de concurrencia- durante la etapa en la que Pedro Pacheco se mantuvo al frente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, ahora totalmente disuelta aunque entre 2003 y 2007 distinguida como el máximo organismo inversor del Ayuntamiento.

Precisamente, el análisis de las obras menores que fueron a parar a la cabeza más visible del entramado de los Grimaldi es una de las grandes bazas que aporta el dossier remitido por el Consistorio a la Fiscalía Anticorrupción. Este órgano judicial investiga junto a la Udyco, como adelantó ayer este medio, una amplia trama de corrupción en la ciudad que tiene en la imputación por supuestas contrataciones irregulares del ex líder andalucista y dos estrechos colaboradores del partido, Pepe López y Manuel Cobacho, la 'punta del iceberg'.

En el expediente que sustenta el otro frente de la investigación abierta por Anticorrupción a instancias de la alcaldesa, Pilar Sánchez, figura un pormenorizado análisis de los contratos 'a dedo' que logró Jerecom mientras Pacheco dirigía el Urbanismo local. En concreto, entre 2003 y 2007 se liquidaron 890.761,53 euros en obras menores tan dispares como la reposición de un socavón en la calle Muñoz Seca, por 12.789 euros, o la finalización de vivienda particular en calle Araceli Alto, 5, en la barriada de la Ina y por un importe de 29.961 euros, casi en el límite legal que dejaba establecido en aquel momento -ya se ha modificado- la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.

En todo caso, ese 'paquete' de obras adjudicadas 'a dedo' sólo hace referencia a las que fueron para Jerecom, mientras que la investigación contabiliza, ha podido saber este medio, entre cuatro y siete empresas satélites vinculadas de un modo u otro con la familia Grimaldi que también podrían haberse repartido el pastel. Al mismo tiempo, otro de los documentos más reveladores que incluye el expediente de la supuesta trama de corrupción es el que la Delegación de Urbanismo llevó a cabo en marzo del año pasado, cuando el ente ya había dejado de ser organismo municipal autónomo y ya contaba con nuevo organigrama técnico.

En dicho documento se pone de manifiesto que entre 2005 y 2007 -período de análisis- tanto Jerecom como Cartuja Urbanizaciones y Obras Civiles (una de las sociedades afines ligada a los Grimaldi) se adjudicaron, sin ir más lejos, obras mediante contratos menores que parecían tener la misma naturaleza. Este faseo de en realidad una misma obra ampara el sistema de contratación por procedimiento negociado o contrato menor y elude el procedimiento de concurso abierto.

Por ejemplo, el exhaustivo informe apunta a la reforma de la plaza del Arenal, donde por ejemplo Cartuja Urbanizaciones logró hacerse en 2006 con la colocación de pilonas en el enclave y su entorno; colocación de jardineras en el Arenal y su entorno; plantación de ficus en la plaza; instalación de riego; ajardinamiento de fuente; y plantación de jardinería. Según Urbanismo, esta práctica también se llevó a cabo con la instalación de los polémicos números -una de las últimas actuaciones con Pacheco al frente de Urbanismo- en las rotondas de la avenida Juan Carlos I, la popularmente conocida como 'avenida del Colesterol'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios