Jerez busca aún nuevo Defensor del Ciudadano

  • Solidaridad denuncia el retraso para recuperar la oficina y exige que se nombre a una persona "con el máximo consenso"

Francisco Reinoso y Agustín García Lázaro, en la oficina del Defensor cuando empezó a funcionar en 2004. Francisco Reinoso y Agustín García Lázaro, en la oficina del Defensor cuando empezó a funcionar en 2004.

Francisco Reinoso y Agustín García Lázaro, en la oficina del Defensor cuando empezó a funcionar en 2004.

El Ayuntamiento de Jerez puso en marcha a principios de 2004 la primera Oficina del Defensor del Ciudadano. Una iniciativa pionera que contó con Agustín García Lázaro como defensor, acompañado por Francisco Reinoso como adjunto en el cargo -que posteriormente ocuparía en septiembre de 2008-. La mediación de esta oficina sirvió para resolver los problemas de multitud de jerezanos hasta que en junio de 2013 Reinoso dejó el cargo. Lo hizo por su desacuerdo con el ERE municipal y ante la falta de apoyo, tras anunciar el gobierno local que, al amparo de la Ley de Grandes Ciudades, se podría en marcha una comisión de quejas y sugerencias que sustituiría a esta oficina tras casi una década de éxitos.

Nada más se supo después de esta comisión ni de la figura del defensor, hasta que en mayo de 2015 la entonces candidata del PSOE, Mamen Sánchez , anunció en plena campaña electoral su compromiso de recuperar la figura del "Defensor del Ciudadano como un modo de propiciar la transparencia y la participación de los jerezanos".

La federación pide una mayor participación de los colectivos en el procedimiento

Dos años después de aquellas palabras, lo cierto es que el compromiso de Mamen Sánchez aún no se ha hecho efectivo, tal como denuncian desde la federación 'Solidaridad', que preside Sebastián Peña. Desde el colectivo vecinal, José Saborido, reconoce que actualmente el procedimiento "está de alguna manera paralizado" y recuerda que durante el mandato del PP no se avanzó ni en la creación de la comisión de quejas y sugerencias (cuya presidencia debe recaer en el alcalde o alcaldesa) ni en puesta en marcha del consejo local de participación ciudadana. "Cuando entró José Antonio Díaz de delegado nosotros le dijimos que lo primero que había que hacer es darle continuidad, que estaba ya más o menos todo esbozado del mandato de María José García-Pelayo, a la constitución de los distritos territoriales y del consejo local de participación ciudadana", explica el representante de Solidaridad, señalando que "el Ayuntamiento consideró, en contra de nuestra opinión, que eso podía esperar y que lo que preveía más rápido era la figura del Defensor del Ciudadano".

A pesar de que desde la federación vecinal detallan que ya entonces el gobierno local comenzó a trabajar en la recuperación de esta figura, lo cierto es que su puesta en marcha "chocaba" con la Ley de Grandes Ciudades. "Han tenido que hacer un largo trabajo técnico y darle forma a la figura del Defensor del Ciudadano para que no choque jurídicamente con la comisión de quejas", apunta Saborido, señalando que "parece ser que el defensor va asumir la presidencia delegada de la alcaldesa en la comisión de quejas y sugerencias y jurídicamente estaban buscando la fórmula para que no se contradiga y, como hay una creación de una comisión, pues adosar la oficina del defensor".

En este punto, desde Solidaridad recalcan que "estamos a favor de la oficina, pero no en la composición. Se supone que la oficina del defensor contará con un representante de cada partido y nosotros decimos que en esa oficina debe haber también un representante del consejo social como estaba antes, otro del consejo local de participación ciudadana -que no está constituido aún- y otra persona en nombre de las organizaciones de usuarios y consumidores. El defensor no sólo atiende a cuestiones de participación ciudadana de los vecinos sino que se tocan temas de todo tipo". Por estos motivos, "creemos que si en esa comisión va a estar el defensor y habrá un representante de cada partido, ahí se va a hacer lo que digan solo ellos", denuncia Saborido, añadiendo que el articulado del anexo de participación se recoge que que el defensor "cumplirá sus funciones con autonomía e independencia y objetividad". Así las cosas, el representante de la federación insiste en la importancia de buscar el "máximo consenso" para poner en marcha el defensor y recuerda que el nombre de la persona elegida deberá ser llevado a pleno y respaldado por "por mayoría de las dos tercera partes".

José Saborido insiste en que, precisamente en la búsqueda de ese consenso amplio, "deberían haberse celebrado unas jornadas con la participación de los organizaciones y colectivos sociales de Jerez para dar la oportunidad de presentar candidatos, aunque posteriormente el Ayuntamiento diga sí o no". De hecho, la federación ya mostró su apoyo en un primer momento a que el cargo fuese ocupado por una mujer en esta ocasión e, incluso, pensaron en proponer formalmente a Charo López (presidenta de la asociación de vecinos 'Punta del Norte' de Las Flores y conocida por estar muy implicada en la defensa también de otras barriadas y colectivos). Sin embargo, desde la federación vecinal denuncian que da la sensación que desde el gobierno local "están haciendo el traje en función de una persona, cuando debería ser al revés: primero se hace la normativa y después se busca a alguien que pueda cumplirla y ocupar el cargo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios