En Jerez se celebra un 80% menos de cotillones que hace seis años

  • En diciembre de 2001 fueron autorizadas 25 celebraciones. La noche del próximo lunes tan sólo cinco fiestas de Fin Año contarán con autorización municipal

Lejos quedan aquellos años en que los jerezanos podían elegir entre más de veinte cotillones. Fue el caso por ejemplo de diciembre de 2001, cuando la Gerencia Municipal de Urbanismo dio el visto bueno a nada menos que a 25 fiestas de Fin de Año. Como es sabido, en este año tan sólo han obtenido licencia para ello cinco celebraciones, lo que viene a suponer que el número de cotillones se ha desplomado un 80 por ciento en apenas seis años. Para buscar un precedente similar, en lo que a un elevado número de fiestas se refiere, hay que remontarse a 1999, con 20 fiestas. Desde entonces, los cotillones han caído en picado. Así, el 31 de diciembre 2002 se celebraron en la ciudad 17, en 2003, 14 y en 2004 se desplomaron hasta la media docena. Las causas han sido dobles. De un lado, la creciente implantación del botellón en los parques y calles de Jerez a inicio del siglo en curso lo que provocaba que el inicio del año se celebrara de idéntica forma. De otro, que las exigencias de los ayuntamientos a la hora de dar el permiso han ido 'in crescendo' para evitar cualquier tipo de problema durante la celebración del mismo: salida de incendios, servicio de vigilancia e insonorización de los locales entre muchos otras.

De otro lado cabe destacar que la pérdida de clientes ha provocado que los organizadores de los cotillones hayan llevado una política de contención de precios que, en algunos casos, han supuesto hasta una bajada del importe que los jóvenes debían abonar.

La preceptiva y obligatoria autorización municipal para la celebración de cotillones que concede la Gerencia Municipal de Urbanismo ha sido obtenida por las siguientes fiestas: 'El Reencuentro' en la calle Méndez Núñez nº 6; 'Fiesta Milenium', en la Avenida de Sanlúcar sin número; 'Las 12 Uvas', en la calle Cruz del Canto número 3; 'Moet Xandon', en la Plaza del Cubo s/n, y la Fiesta de Fin de Año Pajarete', en la calle Pajarete número 8.

A modo de consejos a los usuarios de estas celebraciones, Urbanismo destaca que con la autorización municipal o la licencia, la GMU regula que los establecimientos fijos o eventuales en los que se realicen estas fiestas reúnan las condiciones técnicas y de seguridad necesarias para salvaguardar la integridad física de los concurrentes a este tipo de celebraciones que congregan a un gran número de personas, en su mayoría jóvenes.

A este respecto, la Gerencia Municipal de Urbanismo advierte a los usuarios de este tipo de fiestas que, a la hora de comprar su entrada, se aseguren de que las empresas que las organizan cumplen con la normativa vigente y cuentan con la preceptiva y obligatoria licencia.

De otro lado, cabe recordar que los establecimientos con licencia en vigor que ampare este tipo de celebraciones (salas de fiesta, salones de celebraciones con música y discotecas), no están sujetos a la obtención de la preceptiva autorización, si bien deberán comunicar a la GMU la celebración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios