Jerez padece el mes de junio más caluroso de las últimas cuatro décadas

  • Las temperaturas máximas rozan los 35 grados de media cuando deberían estar en torno a los 30

  • El pasado viernes, con 41 grados, estuvo a punto de batir el registro absoluto de 1981

Un agente de la Policía Nacional informa a un indigente de los riesgos del calor ayer en la calle Larga. Un agente de la Policía Nacional informa a un indigente de los riesgos del calor ayer en la calle Larga.

Un agente de la Policía Nacional informa a un indigente de los riesgos del calor ayer en la calle Larga. / pascual

Cuando se han consumido ya casi tres semanas, el mes en curso está consiguiendo entrar en las efemérides meteorológicas de la ciudad como el mes de junio más caluroso desde 1981, año en el que los servicios meteorológicos de España (antes Instituto Nacional de Meteorología, ahora Agencia Estatal de Meteorología, Aemet) comenzaron a computar los datos sobre el clima del país de forma constante y sin las lagunas que se presentan en los anteriores registros, que fueron iniciados en torno a 1920.

Hasta el momento, el mes de junio más caluroso del que se tiene constancia en las últimas cuatro décadas fue el de 2004, cuando la temperatura media en la ciudad fue de 25,3 grados. Hasta el pasado domingo, la temperatura media que ha hecho en Jerez en este mes ha sido de 25,9 grados, lo que supone más de medio grado por encima de la media que se registró en el hasta ahora junio más caluroso desde que hay registros.

Si se tiene en cuenta la media de todos los meses de junio registrados desde 1981, la diferencia es mucho mayor. Un junio normal en la ciudad tiene una temperatura media de 22,9 grados, es decir, suele ser tres grados más fresco que las temperaturas medias que se han experimentado en la ciudad desde el pasado día 1.

Junto a este dato hay otros que soportan el hecho de este inusual y caluroso mes de junio. Donde realmente se ha notado el calor del mes en curso ha sido en las temperaturas máximas que se han debido sufrir cuando ni siquiera el verano ha entrado en el calendario (lo hará mañana desde un punto de vista astronómico).

La máxima absoluta para un mes de junio no se ha batido por muy poco. Hasta el momento, el día de este mes más caluroso (de los que la Aemet tiene constancia en forma de registros) fue el 13 de junio de 1981, cuando se registraron 42 grados a la sombra. A este respecto cabe destacar que el pasado día 16, viernes de la semana pasada para más señas, los termómetros subieron hasta los 41,0 grados. Sólo faltó un grado para igualar el récord.

Otro dato que debe ser tenido en cuenta es que mientras que junio del 1981 fue un mes caluroso con algunos días de muy altas temperaturas (el del récord absoluto incluido), este de 2017 está teniendo muchas (demasiadas) jornadas en las que el termómetro ha estado por encima de los 35 grados. Concretamente han estado en esta situación nueve de los 19 días contabilizados (ayer hizo 38,8 grados), de los que seis han estado en el límite de los 37 grados a la sombra o por encima.

Sobre la media de las temperaturas más altas, este mes también supera los datos registrados hasta la fecha.

Así, la Aemet señala que la media de las máximas en junio en Jerez suele ser de 29,9 grados. Es decir, lo normal es que el máximo calor que haga en la ciudad no llegue a los 30 grados. Pues bien, la media de las máximas de estas tres semanas ha sido de 34,8, cerca de cinco grados por encima.

Igualmente ha sucedido con la media de las temperaturas más bajas. Dicha media suele ser, en base al registro de datos históricos, de 15,9 grados. En este junio que ya entra en sus últimos diez días dicha media de mínimas se ha fijado en un grado por encima, concretamente en 16,9.

A este respecto cabe destacar que los médicos cifran en los 22 grados la temperatura que llaman como 'umbral del sueño'. Es decir, a 22 grados (o a mayor temperatura) ya le es complicado al ser humano conciliar el sueño y descansar de forma reparadora. Pues bien, pese a que el verano no ha entrado ya ha habido casi una semana en la que se ha sobrepasado dicho umbral. Fue en concreto desde el pasado martes. El sábado pasado se registraron 21,6 grados. Cabe destacar que dicho registro suele alcanzarse cuando se acumulan mayor número de horas sin el impacto del sol sobre la corteza terrestre, es decir, en torno a la amanecida. Todo ello conlleva que buena parte de dicha noche del viernes al sábado la temperatura estuvo por encima del referido umbral.

La noche de ayer (del domingo al lunes) fue tremendamente calurosa y por encima del umbral del sueño, por lo que costó conciliarlo a menos que se contara con la ayuda del aire acondicionado. A la una de la madrugada la temperatura fue de 22,2 grados, la cual subió a las cinco de la mañana hasta los 24,9, para bajar a las siete de la mañana a los 23,2 grados centígrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios