"Jerez ha sido pionera en Andalucía a la hora de crear la Escuela"

  • Esta institución que busca formar a los futuros abogados de la ciudad acaba de cumplir un cuarto de siglo de vida

La Escuela de Prácticas Jurídicas de Jerez ha cumplido en este curso un cuarto de siglo de existencia, periodo en el que han cambiado muchas leyes, han surgido otras y se han tenido que adaptar a las nuevas tecnologías. José María Vázquez está al frente de la escuela desde hace unos dos años.

-¿Por qué surgió la escuela de prácticas jurídicas en Jerez?

-Esto se lo ocurre en 1982 al entonces decano del colegio de Abogados, Ignacio Morales Lupiáñez, de añorado recuerdo. Hasta esas fechas para el ejercicio de la abogacía nos guiábamos por el sistema tradicional de la pasantía, por otro lado muy válido. El que terminaba Derecho y quería ejercer se buscaba un abogado con experiencia y estaba un par de años con él aprendiendo, haciendo un rodaje hasta ver que estaba capacitado. Cada uno tenía su tutor y cada uno recuerda con muchísimo cariño y agradecimiento al suyo. Los que tenemos una cierta edad hemos pasado por esa pasantía. Pero ya por aquellas fechas había muchos licenciados, había facultad y encontraban más dificultades para realizarla y el Derecho adquiría unas proporciones cada vez mayores al haber cada vez más leyes. Se tendía más a la especialización. Siempre se ha intentado no dar lo mismo que en la carrera, sino buscar un sentido práctico. Una formación específica de lo que cada uno debe de hacer en su despacho.

-¿En qué ha cambiado la Escuela en este cuarto de siglo?

-Pues antes se impartía solo un año y ahora, la materia se reparte en dos. Siempre se ha perseguido no dar lo mismo que en la carrera, buscando una formación eminentemente práctica y específica. José Antonio Ristori Ruiz ha estado más de veinte años al frente de la Escuela, hasta el 2005. Ahora la dirección la asumo yo. El curso tiene el visto bueno del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), que homologa cada programa y materia o el llamado plan de formación.

-¿Había por entonces alguna escuela en Andalucía?

- Creo que Jerez ha sido pionera en ese sentido. Morales era un enamorado de la abogacía y en algunos puntos, sin miedo a pasarme, un 'iluminado'. Aún así la Escuela no es incompatible con la pasantía, pero aquí llevamos un sistema y se tocan todas las materias desde lo Civil a lo Penal, Administrativo, Mercantil y lo extrajudicial, vamos que se pasa por todas las ramas del Derecho pero desde el punto de vista operativo, porque son una práctica de iniciación a la abogacía.

-¿Qué se busca con ella?

-Se pretende formar al futuro abogado que luego se enfrentará a las prueba obligatoria del CAP. Se busca que el abogado esté en condiciones de iniciar con garantía y seguridad el ejercicio de su profesión para sí mismo y sus clientes. Se hace mucho hincapié en las normas de deontología profesional. Intentamos que sean buenos abogados en el punto de vista de la preparación y que ese ejercicio se ajuste a las normas de esa deontología profesional.

-Los cambios en estos 25 años habrán supuesto más materia. -Pues sí y además las prácticas externas tienen un valor importante, porque no sólo se realizan en juzgados de distinta jurisdicción (Penal, Menores, Social, Primera Instancia), se recoge todo el amplio espectro judicial. Se trata de ver de todo y en todas sus fases. Además se le presta atención al Registro de la Propiedad, a la notaría y asuntos del Ayuntamiento. Hace poco fuimos recibidos por el delegado de Urbanismo en la GMU. Se visitan además los centros penitenciarios de El Puerto y se les enseñan las dependencias. Últimamente se presta atención al Derecho Comunitario de la mano de la UCA, con la dirección del catedrático Alejandro del Valle.

-¿Qué objetivos se ha marcado la Escuela para los próximos años?

- Seguir creciendo y dar respuesta a la demanda de preparación de los letrados en prácticas. Tenemos a 33 alumnos en el primer ciclo y hacía muchos años que no se tenía a tanta gente. El plazo de inscripción se suele abrir a primeros de octubre para en la segunda quincena de ese mes abrir el curso y comenzar. Pueden matricularse los licenciados en Derecho y todos aquellos a los que les queden un máximo de dos asignaturas de la carrera, pero las tienen que aprobar antes de que terminen en la Escuela.

-¿Quiénes componen la plantilla de profesores de la Escuela?

-Pues hay veintiséis profesores, la mayoría son abogados pero además hay economistas, notarios y registradores de la propiedad. Las materias se distribuyen además por coordinaciones de áreas. Hay un total de siete que se centran en distintas ramas del Derecho y además una de Prácticas Externas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios