Jerez

Jerez recupera el pulso laboral en marzo tras el mal arranque de año

  • Se agarra al inicio de la temporada de eventos en Semana Santa con la creación de 646 empleos el último mes

  • Supera el bache de enero y suma 439 afiliados en lo que va de año

Obreros en las obras de remodelación de la plaza Belén. Obreros en las obras de remodelación de la plaza Belén.

Obreros en las obras de remodelación de la plaza Belén. / pascual

Hay signos de recuperación, pero es fruto de la precariedad laboral. La estacionalidad es un mal endémico del empleo en Jerez, situación sobre la que Cáritas Diocesana alerta en cada una de sus comparecencias y que achaca al modelo de sociedad, en el caso jerezano, absolutamente dependiente del sector servicios.

Con la primavera y sus grandes eventos, el empleo despunta en Jerez con cifras grandiosas, que luego se desinflan conforme avanza el verano, para acabar el año bajo mínimos.

59.131 Cotizantes. La afiliación vuelve a rebasar los 59.000 trabajadores en Jerez ocho años después.

En el inicio del nuevo ciclo alcista, el pasado mes de marzo con la Semana Santa, el empleo se vio espoleado con la incorporación de 646 afiliados a la Seguridad Social en el municipio jerezano, que cerró el mes con 59.131 cotizantes.

La ciudad volvió a rebasar la barrera de 59.000 trabajadores con alta ocho años después tras un repunte mensual del 1,10 por ciento, incremento que se triplica hasta el 3,64% en el último año, en el que Jerez acumula una subida de algo más de dos mil afiliados.

Los grandes fastos primaverales rompen la sequía invernal del empleo, que mantenía hasta febrero un déficit anual de algo más de 200 cotizantes, que en enero superaba los 660. Según el último dato publicado por el Ministerio de Hacienda, en lo que va de año hay una ganancia de 439 afiliados. Pero no hay que olvidar que los datos están cogidos con pinzas por la alta volatilidad de la contratación en el término municipal, que refleja el aumento en marzo de únicamente 646 afiliados pese a los cerca de 9.500 contratos firmados el mismo mes.

Sin tirar cohetes, no deja de ser una buena noticia que la afiliación crezca un 3,6% en el último año pese al descenso de la contratación del 6% en el mismo periodo. Ahora bien, cabe recordar que la Seguridad Social únicamente facilita datos de afiliación de los municipios que no son capitales de provincia a última día de mes y no la media mensual, que daría una idea más exacta de la realidad.

El grueso del repunte mensual e interanual de la afiliación corresponde al Régimen General de la Seguridad Social, que supera los 45.800 cotizantes al cierre de marzo tras un aumento de 521 respecto a febrero y de 2.085 respecto a marzo del año anterior.

Al margen del Régimen General, el colectivo de autónomos mantiene la mejoría iniciada en febrero con una subida mensual de 82 afiliados, que se quedan en medio centenar más en los últimos doce meses. Los también conocidos como trabajadores por cuenta propia -o cuentapropistas como los llaman en Argentina- despiden marzo con 9.866 afiliados, apenas dos menos que su máximo histórico registrado en mayo del año pasado. Y en lo que va de año, los autónomos ganan 140 afiliados, que se dice rápido.

El Régimen Especial Agrario da una de cal y otra de arena, ya que suman de febrero a marzo 36 afiliados, pero recortan 39 en los últimos doce meses. Al cierre del primer trimestre, el REASS contaba con 2.540 trabajadores con alta en la Seguridad Social, tantos como había al cierre de 2017.

En cuanto a los empleados del hogar, sus 891 afiliados a último día de marzo apenas suponen uno más que los computados en febrero, lo que no compensa el descenso de 26 cotizantes del colectivo en el último año.

El repaso a las cifras de contratación abunda en la lacra de la precariedad laboral, que se refleja en el fuerte retroceso interanual del 7,9% de los contratos indefinidos, mientras que los temporales caen por debajo del 6%.

Las contrataciones fijas (432 en el último mes) se quedan por debajo del 5% de las casi 4.500 altas registradas en marzo, la mayoría vinculadas al sector servicios, al que es sabido que se adscriben todas las actividades que tienen vinculación directa con los flujos del turismo y el comercio.

A los servicios corresponden 6.655 de los contratos firmados el último mes, en el que la agricultura aporta otras 1.335 altas laborales, seguido de la construcción con 853 contratos y de la industria, que cierra el cuadro con 625.

Tras la Semana Santa, que este año coincidió con la recta final de marzo y el mes de abril, la temporada de grandes eventos sigue en mayo con la Feria del Caballo y el Mundial de Motos, que también se solapan este año en sus fechas de celebración. Y a partir de ahí, habrá que vivir de las rentas y de los coletazos del inicio del verano para aguantar el tipo hasta el año que viene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios