Juegos para concienciar a los niños

  • La Asociación Pro Derecho Humanos organizó ayer una gymkana por los derechos del niño. Alumnos de siete colegios participaron en los talleres con el objetivo de enseñar y sensibilizar a los más pequeños

"¡Cambiamos!". Ésta es la palabra con la que los niños divididos en grupo pasaban de un derecho a otro, es decir, de una actividad a otra distinta. Ayer se celebró en la alamenda del Banco una gymkana por los Derechos Humanos y, en especial, por los de los más pequeños. A las puertas de la Biblioteca Municipal los trece monitores de la Asociación Pro Derechos Humanos y una empresa de actividades extraescolares, organizaban a los cerca de 300 alumnos que se acercaron a esta actividad solidaria.

Los centros educativos Luis Vives, San Juan de Dios, Isabel la Católica, Cervantes, Antonio Machado, Alfonso X El Sabio y Sagrada Familia, son los que dieron el 'sí' a participar en la 'gymkana de los Derechos'. "Es importante que nos demos cuenta que los Derechos Humanos también abarcan a los niños del mundo entero. Tenemos que recordar esos derechos que tantos niños no tienen, que para algunos pequeños están pisoteados", resaltó Salvador Garrido, intregrante de la asociación. Un aplauso de los alumnos y vía libre a los monitores para pintar con cera de colores la cara de los alumnos. Rut Jauja, una de las monitoras de las actividades, apuntó que los colegios están dentro de "un grupo que se denomina 'Espacio de Paz' y con la iniciativa queremos que los pequeños sean conscientes de lo que tienen".

A través de distintos juegos se representaban los principios de la Declaración, como el del amor que se transmitía a través del 'conejo de la suerte', o el de la protección con el taller 'que no caiga el mundo'. La organización tuvo que 'inventarse' algunos para completar los grupos y entre ellos destacó el taller sobre el 'Derecho al agua', en el que se intentaba transmitir la importancia de no malgastarla. Garrido destacó al respecto que "los niños deben ser conscientes de lo que les rodea y por medio del juego es una manera para que se mentalicen y conciencien de que hay una gran diferencia entre los dos 'mundos', el de los ricos y el de los pobres. Estoy convencido de que desde pequeños tienen que valorar lo que tienen".

Seis millones de niños, menores de cinco años, mueren de hambre al año; 180 millones de niños, menores de 10 años, padecen de desnutrición; más de 130 millones no van a la escuela y con el gasto militar de cuatro días habría para diez años de educación. Son algunas de las cifras que Garrido destacó durante la jornada. La céntrica alameda fue testigo de la entrega de los pequeños jerezanos que, además de pasar un buen rato con los compañeros, escucharon, algunos por primera vez, lo que significa estar protegido de cualquier forma de abandono, crueldad y explotación. "Es un acto muy bonito porque es un encuentro para ellos, facilitando la integración", señaló Garrido, quien denuncia que los "gobernantes deben entregar todos los recursos necesarios para el bienestar del niño".

Mañana de juegos y de concienciación. Pero para algunos monitores no se le escapaba que también es un día en el que los pequeños sonríen con más ganas al no asistir a clase. Música y "¡cambiamos!". Se lee un Derecho y los monitores lo explican. "Intentamos que todos los juegos tengan un contenido solidario y educativo. Que se den cuenta que las cosas se deben hacer en equipo", apuntó Jauja, quien estaba en continua vigilancia porque "los niños, al fin y al cabo, son niños. Hay que tener mil ojos con ellos, pero todo esto vale la pena". Ayer, los niños de 'Espacio de paz' fueron alumnos de una asignatura de la que en ocasiones no tiene la difusión que merece, sus Derechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios