Luz verde al nuevo presupuesto

  • El gobierno saca adelante el documento económico con el apoyo de Ganemos e IU

  • Ciudadanos vota en contra y el PP se abstiene

No hubo sorpresas en el pleno municipal de marzo. El gobierno local sacó ayer adelante el presupuesto de 2018 con los votos favorables de sus socios de investidura, Ganemos e IU, mientras que Ciudadanos votó en contra y el PP se abstuvo. "Es el cuarto presupuesto en dos años y nueve meses", recalcó el edil de Economía, Santiago Galván (PSOE), destacando que "uno de los objetivos que nos pusimos era volver a esa normalidad presupuestaria, rectificar la pésima dinámica de la anterior legislatura en la que, pese a contar con mayoría absoluta, el PP gobernó a golpe de prórrogas". El delegado socialista recalcó, además, que son unos presupuestos que "nos permiten esa mejora de los servicios públicos y la ejecución de importantes inversiones. Son más de 12,5 millones de euros en inversiones que redundarán en nuestra ciudad". "El último deseo es que Madrid no nos tenga retenidas las cuentas como el año pasado", añadió.

Por su parte, Raúl Ruiz-Berdejo (IU) aseguró ayer durante su intervención que "sentimos como nuestro este presupuesto, no es nuestro pero lo sentimos como nuestro en la medida que se ven reflejadas aquellas reivindicaciones que desde nuestra formación política siempre hemos defendido". El edil destacó que el documento económico "prioriza el gasto social con casi 17 millones de euros, un millón más que en 2017" y es "bueno para Jerez". No obstante, recordó "sí creíamos necesario condicionar nuestro apoyo al cumplimiento a una serie de acuerdos que estaban pendientes desde el ejercicio anterior".

"Son los cuartos presupuestos en dos años y nueve meses", destacó Galván

Mucho más crítico se mostró, tal como era previsible, Carlos Pérez (Ciudadanos). Su formación votó en contra del presupuesto por cuatro motivos que fueron detallados por el portavoz de la formación naranja en Jerez: "Por los incumplimientos que ha tenido el PSOE con respecto al compromiso que adquirió con Cs en 2017; por la falta de información durante todo este tiempo; por la nefasta ejecución del presupuesto del 2017, con 15 millones de euros sin ejecutar; y, el cuarto factor, son las líneas rojas que le propusimos en septiembre y que decidieron saltarse". Por todo ello, Pérez calificó la gestión municipal del PSOE con un cero y puntuó con un diez al gobierno en cuando a "promesas incumplidas". "Si lo que nos traen aquí hoy es una carta a los Reyes Magos, pues no nos la creemos porque no han demostrado que sean reyes y mucho menos magos", zanjó el edil.

Más allá de defender el presupuesto, Santiago Sánchez (Ganemos Jerez) prefirió dedicar gran parte de su intervención a detallar cómo elaboran sus propuestas: "Aunque estamos todo el año escuchando a la gente, abrimos un periodo específico para recoger propuestas para el presupuesto y, cuando las recogemos, le damos forma para poder incluirlas y entramos en negociación con el gobierno". En este punto, reconoció que más del 90% de las iniciativas procedentes de la agrupación de electores han sido aceptadas por el PSOE en el presupuesto de 2018. "Después analizamos el borrador y hacemos propuestas de mejora y, cuando el borrador está bien y el resto del presupuesto es coherente, entonces le damos el visto bueno", afirmó. Con esta explicación, Sánchez quiso demostrar ayer que "estar en la oposición no es decir que 'no' simplemente y echarse fotos, es trabajar, escuchar a la gente y pelear porque sus propuestas salgan adelante".

El recientemente nombrado alcaldable, Antonio Saldaña (PP), compareció ayer con tranquilidad y evitó los duros enfrentamientos que suele protagonizar para justificar la abstención de su partido en la votación del presupuesto. En primer lugar, aclaró que "nunca nos hemos sentido defraudados por el gobierno del PSOE porque nunca confiamos en ellos. Al igual que la mayoría de los ciudadanos de Jerez que no confiaron en el PSOE, el PP nunca se va a sentir defraudado porque nunca ha confiado en ellos". Además, matizó que el PP sí aprobó presupuestos de 2012 a 2014, y sólo quedó pendiente el de 2015 "porque no se pudo realizar la integración de Ajemsa". Respecto al presupuesto de 2018 aseguró que el PP había valorado cinco puntos para apoyarlo o no: "¿Mejora los servicios públicos? Sí o no. ¿Mejora las inversiones y facilita la creación de empleo? Sí o no. ¿Son unos presupuestos más solidarios con los que más lo necesitan? Sí o no. ¿Tiene menos impuestos? Sí o no. Dada la situación económica del Ayuntamiento de Jerez, ¿tiene menos deudas? Sí o no". La respuesta negativa a estas preguntas, a juicio de Saldaña, hizo que el PP que no respaldase ayer el documento económico del Ayuntamiento.

También la alcaldesa Mamen Sánchez quiso intervenir ayer en el pleno para agradecer el apoyo de Ganemos e IU a "unos presupuestos que son los que necesita Jerez y que son útiles para los jerezanos, donde hay inversiones, dinamización de la economía y con los que mejoramos la calidad de vida de esos jerezanos". En este sentido, la regidora lanzó un mensaje "importante": "Aquí se dialoga, se propone, se acuerda, y hay voluntad por parte de muchos concejales que están aquí sentados de anteponer los intereses de los jerezanos por encima de que sean al 100% los presupuestos que cada uno queremos". "Eso es lo que necesitaba Jerez desde hace mucho tiempo, y lo conseguimos, lo venimos consiguiendo en esta legislatura y por eso tienen que estar bastante orgullosos", zanjó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios