Malestar por la petición de quitar los cuadros de alcaldes franquistas

  • Los familiares de quienes encabezaron el Consistorio de esta ciudad entre 1939 y 1975, contra la propuesta presentada al Cabildo por la asociación 'Jerez Recuerda'

Comentarios 62

La propuesta realizada por la asociación 'Jerez Recuerda' a la comisión local de Memoria Histórica, que pretende quitar del Ayuntamiento los cuadros de todos los alcaldes de Jerez en la etapa franquista no ha sentado nada bien entre los familiares de algunos de estos alcaldes, quienes ven en esta propuesta, "un intento de borrar la historia".

Uno de los que primero ha salido a la palestra es Miguel Primo de Rivera Oriol. Su padre es Miguel Primo de Rivera y Urquijo, que gobernó esta ciudad desde 1965 hasta 1971. Este además cuenta con el título de alcalde perpetuo de Jerez y bajo el mandato de Pedro Pacheco se inauguró un monolito en su honor al final de la avenida alcalde Álvaro Domecq. Esta familia cuenta además con otro antecesor que fue alcalde de Jerez durante la dictadura. Se trata de Miguel Primo de Rivera Sáenz de Heredia, cuyo mandato fue de 1947 al 48.

Para Primo de Rivera Oriol, "esta propuesta es un intento de borrar la historia de España en general y de Jerez en particular, sin atender a lo que cada uno hizo por Jerez, como mi padre y mi tío. Es muy fácil criticar esos cuarenta años, ¿pero es que en ese tiempo no se hizo nada?"

En su opinión, "la Ley de Memoria Histórica es una gran chorrada, y más aún a nivel local, porque mi padre por ejemplo hizo colegios, el hospital, polígonos, construcciones... Ahora se fijan en la época en la que vivieron estos alcaldes, pero no en lo que hicieron. ¿Todo era malo entonces? Eso es ganas de provocar el revanchismo, cuando mi padre tenía 2 años en el 36. Todo esto está provocando malestar y se está volviendo a hablar de las dos españas, cuando se debería haber superado hace tiempo. Mi tío José Antonio y mi abuelo Fernando fueron fusilados y en mi familia no ha habido revanchismo por eso. Es una pena que vuelvan a salir estas cosas setenta años después. También ha expresado su parecer Álvaro Domecq Romero, hijo de Álvaro Domecq Díez, alcalde de 1952 a 1957 y también alcalde perpetuo de Jerez. Este cuenta además con una avenida que lleva su nombre y un monumento que fue sufragado por suscripción popular. En opinión de Domecq Romero, "los alcaldes fueron personas que trabajaron por su pueblo, y la decisión de quitar sus cuadros del Consistorio implica que dejarán a la ciudad sin esos recuerdos históricos. El Ayuntamiento lo que produce con estas decisiones es dividirse en lugar de trabajar todos juntos por el bien común, que es lo que tienen que hacer los que nos gobiernan".

El secretario general de Asaja Cádiz, Cristóbal Cantos, es hijo de Manuel Cantos Ropero, que fue alcalde de Jerez de 1971 a 1976, y sus palabras sobre esta propuesta son bastante gráficas: "Los dictadores -dijo- son los que queman los libros de Historia. La Historia es la Historia, guste o no guste. La ciudad ha tenido sus alcaldes, y a algunos les gustará de una manera y a otros de otra, pero la Historia es la Historia".

Para el secretario general de Asaja Cádiz, "hay problemas muchos más graves en esta ciudad como para que intenten distraernos levantando polvaredas en temas que no tienen trascendencia ninguna mientras que estamos pasando una crisis gravísima y en la ciudad con más paro que ninguna".

Lo que sí quiere dejar claro es que "si quitan los cuadros, que por lo menos que nos lo entreguen a sus familiares, que nosotros lo conservaremos".

También ha querido expresar su opinión Juan Corchado Moreno, que fue alcalde de Jerez ya en la Transición, entre 1978 y 1979. Para él estapropuesta "es una tontería más que de las que se les está ocurriendo, porque estamos escuchando tantas pamplinas... ¿Qué tiene que ver que esas personas sean de una época u otra con que hayan cumplido su misión en Jerez, unos mejor y otros peor? Eso es historia de Jerez y ahí está. No sé a qué viene quitarlo. El mismo respeto merecen unos que otros".

También recuerda que "durante mi etapa en la Alcaldía se colocaron en el salón de plenos unos cuadros con los nombres (a falta de fotos) de todas las personas que ocuparon este cargo en nuestra Ciudad, desde los primeros corregidores hasta la fecha; cuadros que supongo estarán en algún depósito municipal". En su opinión, "esto es una muestra fehaciente de lo que debe hacerse: poner al alcance de los jerezanos toda nuestra historia, sin intentar borrar en cada momento las etapas que no gusten a unos u otros. La historia está para conocerla y, aprendiendo de ella, evitar caer en los mismos errores."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios