La Mancha dará ayudas a destilerías para adaptarse a la OCM del vino

  • Babé admite que la industria del brandy tendrá que plantearse una reestructuración

La Consejería de Agricultura del gobierno autonómico de Castilla-La Mancha ha comenzado a trabajar en la redacción del programa regional de aplicación de la OCM del vino, propuesta que se presentará, presumiblemente, en junio.

La consejera del ramo, Mercedes Gómez, que se reunió ayer con el presidente del Consejo del Brandy de Jerez, Evaristo Babé, reconoció que habrá que hacer ajustes en todos los sectores y, en el caso de la industria alcoholera, articular ayudas que permitan acometer las adaptaciones necesarias a la nueva situación.

Momentos antes de la reunión, Gómez recordó que la Organización Común de Mercado (OCM) del vino mantiene durante un periodo transitorio de cuatro años las actuales ayudas al sector, pese a lo que su departamento ha comenzado ya a trabajar en el programa regional, que se adaptará tanto al calendario de la reforma como a las convocatorias y órdenes que publique el MInisterio de Agricultura.

Por su parte, el presidente del Consejo Regulador del Brandy reconoció que las destilerías tendrán que plantear una reestructuración, que será más rigurosa en algunos casos que en otros.

En cualquier caso, afirmó, "lo ideal sería poder crecer, y para eso es necesario que se venda más brandy, y así se consuma más vino destilado".

Babé dijo que habrá que buscar formulas que dependerán de cómo se desarrolle el periodo transitorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios