El Marco cree que el jerez sale bien parado de la nueva OCM del vino

  • El Consejo recibe con "satisfacción moderada" la reforma, que "resuelve bien" los temas que afectan al jerez · El sector celebra el éxito del brandy, pero lamenta no haber acabado con el añadido de azúcar

El jerez se jugaba bastante menos que el brandy en la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) vitivinícola, si bien el sector ha seguido atentamente las evoluciones de la negociación cerrada con éxito el miércoles en Bruselas, en la que se contemplan algunos aspectos de cierta relevancia para la Denominación de Origen y el Marco de Jerez.

En una primera impresión, organizaciones sectoriales y Consejo Regulador del vino se congratularon ayer de la prórroga concedida a la destilación de uso de boca, "una buena noticia, sin duda, pues el lo mejor que se podía conseguir para el brandy", acertó a decir el secretario general de la institución jerezana del vino, César Saldaña.

En líneas generales, la reforma deja "cierta satisfacción" en el Marco de Jerez, "una satisfacción moderada -señaló Saldaña- porque los riesgos que había en algunos aspectos que nos preocupaban no han terminado por materializarse", luego apostilló, "nos quedamos como estábamos".

Saldaña tuvo palabras de reconocimiento Ministerio de Agricultura por la "resolución satisfactoria" de las cuestiones que afectaban a Jerez, entre las que aludió a la consideración de los Consejos Reguladores como agrupaciones interprofesionales, que calificó de "magnífica cosa", o a la posibilidad de que los propios consejos mantengan el control del potencial de producción en los territorios bajo ámbito de las denominaciones de origen tras la liberalización de la plantación de viñedo, uno de los asuntos que más preocupaban y para el que además se retrasan las fechas de aplicación.

En cuanto a las declaraciones que acompañan al texto de la reforma, el secretario del Consejo celebró la consideración de la Denominación de Origen 'Manzanilla de Sanlúcar', que como el cava, estaba en duda al no tener una base geográfica; la posibilidad de seguir utilizando en Jerez pedro ximénez de Montilla para la elaboración del vino del mismo nombre mientras no haya suficiente materia prima en el Marco; y, en tercer lugar, la referencia expresa a los vinos generosos y generosos de licor cuya definición deberá desarrollarse previa consulta a las zonas productoras.

Satisfacción comedida, por tanto, únicamente alterada por la decepción que supone haber perdido la oportunidad histórica de acabar con el añadido de azúcar o chaptalización, práctica cuya prohibición planteó la Comisión Europea, con el apoyo de España, en su propuesta inicial, pero que finalmente se mantiene, sin límites, en los países que ya la realizan.

Por lo demás, Consejo y sector entienden que, a falta aún del desarrollo del acuerdo político, se inicia ahora una nueva etapa en la que hay que aprovechar las oportunidades que ofrece la nueva OCM.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios