El Marco se mide al enoturismo mundial

  • Bodegas, DD. OO. y expertos de una decena de países intercambian experiencias en la sesión inaugural

El Primer Congreso Internacional del Turismo Enológico, bien entendido, se presenta como una oportunidad única para el intercambio de experiencias entre expertos en la materia de distintas bodegas, regiones y países productores de vino, en este caso. Desde ayer se exponen en Jerez algunas de las iniciativas y proyectos más exitosos en torno al enoturismo, una visión genérica que se completa con la aportación de profesionales y expertos de la universidad -anfitriona de la cita- las administraciones e instituciones públicas y el sector privado que están una u otra forma vinculados al mundo del vino y el turismo. En definitiva, un completo programa de ponencias y debates que deben servir para conocer las carencias del Marco de Jerez y explotar su potencial como destino, según se observó ayer, con la idea de convertir la oferta enoturística de la ciudad en una suerte de parque temático del vino.

Para abrir boca, la sesión inaugural reunió en una misma mesa a responsables de González Byass, Dinastía Vivanco y Sogrape, es decir, una bodega jerezana -la que más visitas recibe de Europa , otra riojana y un grupo portugués con intereses en Oporto y Jerez, que junto al presidente de la Denominación de Origen Málaga abordaron la 'Vitivinicultora como recurso turístico' desde su particular experiencia, presentación que completó el representante de Antar, consultora especializada en la planificación, desarrollo y gestión de destinos turísticos, con una visión más global.

Bodegas, instituciones del vino y consultores coincidieron en subrayar el potencial del vino y la necesidad de explotar su singularidad, pero facilitando una mayor participación de los turistas y su libre elección dentro de una oferta variada, con el vino como eje central, pero que abarque de la bodega a la viña, sin olvidar el patrimonio y su relación con la ciudad y otras actividades turísticas complementarias.

Territorio e infraestructuras turísticas, precisamente, centraron las ponencias de la segunda sesión, en la que Beam Global y Huerta de Albalá representaron al Marco y los tintos de las Tierra de Cádiz, acompañados por responsables de Montilla, la asociación de ciudades del vino (Acevin) y la Agencia Vasca de Turismo. La jornada inaugural se cerró con participación de la firma jerezana Luis Caballero y del comisario de Vinoble, que analizaron junto a representantes de distintas consultoras las experiencias y proyectos del turismo enológico en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios