Medio Ambiente elimina varias pintadas aparecidas en calles Larga y Lancería

  • Este dispositivo, integrado por dos operarios y un vehículo, supone un gasto de 2.530 euros

Comentarios 44

Un equipo de dos operarios de la empresa municipal Urbaser se encargó durante la mañana de ayer de la limpieza de varias fachadas de entidades bancarias de las calles Larga y Lancería que aparecieron pintadas días atrás.

Las labores comenzaron a las seis y media de la mañana y terminaron a las diez y media, un horario pensado para molestar lo menos posible a los empresarios y viandantes de la zona. Este mismo horario se repetirá durante el día de hoy, concluyendo así el dispositivo montado por la delegación de Medio Ambiente, constituido por dos operarios y un vehículo con los productos necesarios, con un coste aproximado de 2.530 euros, según apunta el Ayuntamiento.

Esta es la segunda semana consecutiva que aparecen pintadas de este tipo, por lo que desde la delegación de Medio Ambiente se solicita la colaboración de ciudadanos, asociaciones y colectivos para que no vuelvan a registrarse este tipo de incidencias, "no solo por la mala imagen que ofrece el centro de la ciudad si no por el alto coste para todos de la limpieza de estos edificios históricos".

"Por parte municipal se está realizando un gran esfuerzo para poner en marcha un nuevo plan de limpieza, pero evidentemente, el éxito del mismo también dependerá de esta colaboración y concienciación", manifestó la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado que, al mismo tiempo, señaló que "para realizar cualquier tipo de reivindicación no se tiene que ensuciar el patrimonio histórico ni el mobiliario urbano".

Por todo ello, Rosado hace un nuevo llamamiento a la ciudadanía para erradicar este problema, pues a su parecer, "es importante que se tome conciencia de la importancia que tiene para la ciudad permanecer limpia y sin pintadas".

Las Ordenanzas Municipales, en su apartado de Protección del Medio Ambiente en el término municipal de Jerez, recogen la prohibición, entre otras, de colocar carteles y la realización de pintadas en lugares y emplazamientos no autorizados. Las multas estipuladas para este tipo de delitos pueden alcanzar los 600 euros.

Desde el Ayuntamiento también se encargan de recordar que realizar una pintada o un grafiti sobre un monumento o un edificio declarado Bien de Interés Cultural se considera un delito penal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios