Pasarela Flamenca 2011

Mil lunares y 15 primaveras

  • Maciá triunfa con su despliegue de colorido, Verano vuelve a innovar con materiales como el cuero y Peralta presenta con ‘Pasión’ su primera muestra

Comentarios 5

Gran espectáculo el que ofrecieron ayer Amparo Maciá, Ángeles Verano y Rocío Peralta en la IV Edición de Pasarela Flamenca Jerez 2011, celebrado como viene siendo habitual en el centro temático La Atalaya, sede de los museos El Misterio de Jerez  y El Palacio del Tiempo.

La alcaldesa, Pilar Sánchez, que estuvo acompañada de la delegada municipal de Cultura, Dolores Barroso, así como de diversos miembros de ‘Grupo Gálvez’, fue la encargada de cortar la cinta inaugural en el salón ‘Don Jorge’, donde  se ubican una treintena de stands expositores para la venta directa de artículos relacionados con el sector. Muchos de los diseñadores participantes en la ediciones anteriores han vuelto a apostar por montar estas casetas para atender directamente a los clientes. La iniciativa, que cuenta cada año con más seguidores  locales y foráneos pretende alcanzar como poco la cifra de asistencia que alcanzó en 2010, esto es, unas 15.000 visitas aproximadamente. Algo que indudablemente corrobora el enorme  éxito de esta muestra organizada por ‘Grupo Gálvez Peluqueros’ y el Ayuntamiento de Jerez, en el que si bien el primero aporta la experiencia y la inversión, el segundo, las instalaciones, de las que puede decirse que a pesar de que su  aforo se limita a las quinientas personas por desfile, según la alcaldesa, “es necesario seguir apostando por la ubicación actual porque constituye por un lado la seña de identidad de la Pasarela Flamenca Jerez, y por otro, promociona el conjunto y lo marida con otra modalidad artística como es diseño de indumentaria flamenca”.

Así, ambas entidades persiguen con esta puesta en escena  impulsar  la industria textil regional andaluza; fomentar las relaciones comerciales entre las partes interesadas y el público asistente; y exportar los valores del diseño andaluz en lo referido a su folklore. Cabe destacar, además, que una de las novedades de esta plataforma es la celebración de la II Edición del Certamen de Diseñadores Noveles, a la que se presentan  alrededor de 30 aspirantes a ser ‘aguja favorita’ y cuyo fin es fomentar el crecimiento de los nuevos talentos y promocionar  sus creaciones .

Cierto es que la Pasarela Flamenca Jerez supone una alternativa a la de SIMOF (Feria Internacional de la Moda Flamenca de Sevilla) y está sirviendo para que los participantes en ella logren una mayor notoriedad profesional en sus respectivas zonas de influencia amén de para incrementar la capitalización de sus negocios.

Los patrocinadores que este año respaldan y apoyan el evento son ‘Canasta’, ‘Aromas Perfumerías’, ‘Activa Salud’, ‘Wella Profesionals’ y ‘Restaurante Trafalgar’, a los que Belén Morillo, responsable de la división de Azafatas  y Modelos  de Grupo Gálvez, dedicó unas palabras de agradecimiento minutos antes de que diera comienzo la primera muestra de la tarde.

Emocionante es la mejor forma de describir el espectáculo que ofreció Maciá con su prolífica compilación integrada en buena parte por piezas de colores lisos como los negros, los verdes, los rojos o los azules eléctricos. El cantante Juan Peña hizo de maestro de ceremonias abriendo el desfile de la jerezana con unas letras qué emocionaron al público y sirvieron a las modelos para interpretar los diseños que defendían.

 Con volantes abiertos y rizados como claveles, Maciá reinventó con sus ‘Quince Primaveras’ (nombre de la colección) los escotes, jugó como pocas con el colorido y volvió a apostar por las camisas de manga canutera para las creaciones de dos piezas.  Las claves  del resultado final son el especial protagonismo que adquirieron sus cortes y los considerables volúmenes de sus faldas. Consiguió una naturalidad extraordinaria  en los movimientos que, combinados con su apuesta por los colores puros y brillantes, hicieron de sus diseños una patente de estilo.

Con grandísimos complementos y un calzado de salón de lo más variado, su puesta en escena evidenció que extiende rúbrica en cada parte de su obra. Cerró el pase la modelo invitada María José Suárez.

A continuación fue la portuense Ángeles Verano la que se hizo con las tablas para presentar su repertorio ‘Sangre y Luna’ en la que unas flamenca nocturnas con aspecto casi gótico sorprendieron por su originalidad y heterodoxia, y otras tantas toreras, raciales y desmelenadas a golpes de volantes apostaron con rotundidad por las hombreras, los colores del coso y unos larguísimos collares adheridos a los paños.  Vanguardista como pocas, introdujo el cuero como material folk y se dejó llevar por las últimas tendencias en moda con creaciones hechas  en ‘animal-print’ que resultaron todo un éxito a juzgar por los aplausos. Sus adornos efectistas y su forma de meter tijera nunca dejan indiferentes.

Clausuró la sesión con mucha ‘Pasión’ el desfile de Rocío Peralta. La joven diseñadora, hija del rejoneador Rafael Peralta, presentó su primera colección  ante la atenta mirada de numerosos rostros populares del mundo del arte.

El trabajo de la modista se caracterizó por la elegancia, la gracia y la sencillez. Si bien dedicó gran parte de su talento a cuidar unos esmerados volantes bajos de corte y colores clásicos, y a devolverle el protagonismo que se merecen a los mantoncillos. Unas piezas hechas en sedas naturales estampadas que lucieron en perfecta armonía con los vestidos, y  que acapararon la atención del público por su enorme belleza.

Para la jornada de hoy viernes, está previsto que presenten sus propuestas  Adela Campos, Cristo Bañez (más conocido como el diseñador de la Casa de Alba) y la firma  ‘Flamenka’ integrada por las hermanas Rocío e Isabel González. La modelo invitada es Noelia López.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios