Muere Luis de la Ossa, el prestigioso veterinario que salvó la vida a media cuadra Domecq

  • Dirigía el Hospital Sierra de Madrid, uno de los más modernos e importantes de la zona centro y norte del país

El prestigioso veterinario madrileño Luis de la Ossa falleció en Madrid el lunes a los cincuenta años de edad tras sufrir una dura enfermedad. De la Ossa, director del Hospital Veterinario Sierra de Madrid, había estado luchando con la enfermedad hasta días antes de su muerte, pues no abandonó en ningún momento su deber en la clínica de referencia.

De la Ossa se enfrentó al momento más duro de su carrera profesional en el año 2001, cuando se encontró con doce caballos moribundos y abrasados vivos. Los hermanos Luis y Antonio Domecq pusieron en manos del veterinario madrileño el futuro de los valiosos ejemplares, que consiguió salvar a la mitad de la cuadra de rejoneo. Aún así, varios de ellos quedaron seriamente mutilados físicamente y dañados psicológicamente, después de ser víctimas de un incendio en el interior del camión en el que viajaban.

Luis de la Ossa ha sido un veterinario de renombre en el sector ecuestre nacional. Su clínica madrileña además estaba siendo sometida a un proceso de modernización (cuenta con el único escáner casi integral del país) y es un centro de referencia en la zona centro y norte de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios