infraestructuras

Nace el frente contra la autopista

  • Una plataforma ciudadana exige en Jerez el fin del peaje

  • Los partidos políticos toman posiciones contra una AP-4 que ya acumula 48 años de pago y ganancias

Un conductor paga el peaje en una imagen reciente. Un conductor paga el peaje en una imagen reciente.

Un conductor paga el peaje en una imagen reciente. / pascual

Comentarios 1

La autopista de peaje entre Cádiz y Sevilla se ha convertido en un arma arrojadiza ideal para los partidos políticos que en apenas quince meses comenzarán a dirimir sus primeras confrontaciones electorales.

Que la autopista de peaje (AP-4) es un lastre no lo pone nadie en duda a estas alturas (casi medio siglo de pago por circular por una vía más segura). La conexión estatal entre Cádiz y Sevilla se desarrolla en una antigua nacional de un carril por sentido donde los accidentes son habituales y, desgraciadamente, mortales. Está repleta de puntos negros como Montegil, cerca de El Cuervo, donde los siniestros forman parte del enorme capítulo de sucesos a lamentar.

Las voces que se están alzando en la provincia contra esta frontera en forma de pago son más a cada día que pasa. No en vano, tanto la Confederación de Empresarios, como los sindicatos y colectivos sociales además de los partidos políticos, se constituyeron ayer en Jerez en una mesa para exigir al Gobierno la liberalización del peaje de la autopista Sevilla-Cádiz cuando expire la concesión a finales del próximo año 2019.

Obviamente, que la mejor carretera para salir de la provincia en dirección al norte siga siendo de pago es un agravio comparativo sencillamente incomprensible. Tanto es así que incluso el partido del Gobierno, el PP, ha solicitado a las más altas instancias de la nación que acabe esta concesión.

La guerra política, como es fácil imaginar, ya ha estallado en torno a esta autopista. Desde el PSOE se busca animar a la sociedad jerezana a movilizarse a este respecto, mientras que desde Ciudadanos se acusa a los grandes partidos, PP y PSOE, de politizar este asunto.

Pese a todo, sigue siendo realmente extraño que una autopista totalmente amortizada y que ha dado pingües beneficios a sus explotadores (Aumar, Abertis...) no revierta.

La marejada política está creciendo. Desde Carlos Dorantes, vicesecretario general del PSOE de Jerez, hasta José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz, se manifestaron ayer públicamente contra esta 'carga' que padece la provincia. Carlos Pérez, concejal de Ciudadanos en Jerez y presumible aspirante a la alcaldía en mayo de 2019, confía en que la liberalización del peaje será una realidad el 1 de enero de 2020, y acusa "a PP y PSOE de politizar este asunto".

Pero es que el peaje y la política andan de la mano después de que durante décadas los sucesivos partidos en el poder hayan prometido (e incumplido posteriormente) el fin de la carretera de pago.

Los populares han apostado igualmente fuerte por el hecho de que el peaje acabe conforme acabe el año 2019. Ya hay voces que señalan que justamente la AP-4 y su 'defunción' puede ser una de las grandes armas electorales de este partido en la provincia. La propia Teófila Martínez ha destacado que compromete su escaño a dicho 'The End'.

Lo cierto es que en torno a la doble vía que conecta Cádiz y Jerez con Sevilla se está escribiendo uno de los argumentarios más claros de las próximas elecciones. A menos que se cierre antes.

La fuerza política con mayor proyección en el panorama nacional, Ciudadanos, lanzaba ayer en Sevilla un mensaje: "El peaje es una ofensa a los casi tres millones de sevillanos y gaditanos que lo sufren después de 48 años".

El portavoz adjunto del grupo parlamentario de Ciudadanos y diputado por Cádiz, Sergio Romero, recordó que "hay que ser serios y recordar que esta concesión ha sido prorrogada por gobiernos del PP y PSOE". Así, señaló el lastre que supone esta tasa explicando que "un autónomo de Jerez que trabaje en Sevilla tiene que pagar la friolera de 300 euros al mes. Por tanto, hay que tomarse en serio a los andaluces y estar a su altura".

Desde Ciudadanos se defiende que "se libere el peaje cuanto antes mejor", pero recuerdan que "hay una concesión administrativa y hay que valorar las condiciones económicas y el coste que tiene para los andaluces" dicha liberación. "Lo que sí vamos a hacer en 2020 es exigir con la máxima firmeza que este peaje deje de ser un coste para todos, ya que supone una barrera para el desarrollo económico de la provincia de Cádiz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios