Nuevas formas para nuevos tiempos

  • Rompió la clásica ortodoxia pregonera y reforzó con habilidad lo mucho y bueno que salió de su pluma

Ayer asistimos a un precioso espectáculo que sí anunció la Semana Santa; que sí fue un pregón; que sí exaltó lo que llegará desde el domingo, pero con unas formas que rompieron por completo la ortodoxia pregonera de la Semana Santa para transformar el acto en un espectáculo de muchos quilates por la participación de un gran elenco de artistas flamencos. Fueron unas tres horas de pregón, lo que dura casi siempre, que no aburrió al personal. Por el contrario, terminado el pregón y tras el telón, ya echado, así como en la antesala del teatro, todo era satisfacción y comentarios muy satisfactorios.

En las evaluaciones posteriores, la alcaldesa, Mamen Sánchez, lo calificó de "emocionante y novedoso. Un gran pregón muy trabajado. Ha traído nuestra Semana Santa: la devoción, las procesiones y nuestro arte". José Gallardo, ex pregonero y padre del actual, confesó que "he disfrutado una cosa mala, 'mu mala'. Me ha gustado y me he acordado de mi padre. Creo que ha expresado muy bien el sentido de nuestra Semana Santa". Luis 'el zambo', que llevaba cinco años sin cantar una saeta, lo hizo ayer porque "me he sentido gitano ya que escuchando a este pregonero tan bueno te vienes arriba. Me he sentido en 'to' lo mío".

"Ha sido un homenaje a todo lo que de gallardía no tiene la Semana Santa"

El obispo, José Mazuelos, manifestó que "ha sabido conectar con la devoción que no es una cosa fría ni es para el turisteo. La devoción popular va unida a la fe y a la vida. Esa unión fe y vida lo hemos podido ver con los cantes, plegarias. Ha sido un pregón original; son artistas y los artistas son originales. Todo nos ha hecho disfrutar y rezar". El presidente del Consejo, Dionisio Díaz, aseguró que "ha inventado el pregón del siglo XXI. Ha dado un pregón acorde a los nuevos tiempos, un pregón nuevo con carácter espectacular". "Es un pregón para leerlo y meditarlo. No tengo palabras. Y afirmo que los pregones anteriores pertenecen a otra época; aquí se ha producido una inflexión y ha nacido el pregón del siglo XXI", manifestó el ex pregonero José Luis Zarzana, para el que la presencia de tan buenos artistas "no es alcanzable para cualquiera; ese arropamiento solo lo tienen los Gallardo".

Su hijo, José Antonio Zarzana, también ex pregonero, considera que el anuncio ha sido "de una gran altura. Nos se puede decir más suave, con más cadencia y con más elegancia. Ha sido un homenaje a todo lo que de gallardía no tiene la Semana Santa". Finalmente, el pregonero dijo que durante el acto se había sentido "muy tranquilo, nunca pensé que iba a ser así. Me rodeé de muchos profesionales, tanto del teatro como los artistas que están más acostumbrado a todo esto". Gallardo reconoció que "ha sido un pregón bastante diferente y entiendo que no a todo el mundo le gustará, pero yo quería mi pregón así. Este soy yo, soy joven, los nuevos tiempos necesitan de estas cosas. Estoy completamente orgulloso de todo lo hecho durante estos meses" y confesó que "mi abuelo ha estado muy presente. Sin él, ni mi padre ni yo habríamos llegado a ser pregoneros de nuestra Semana Santa", afirmó Antonio Gallardo absolutamente pletórico y ya descompuesto tras marcarse una patita por bulerías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios