Nuevo desalojo de vecinos por una densa humareda en el edificio Los Palitos

  • El recalentamiento del aceite del motor de un ascensor provoca una nube de en calle Sevilla

Otro incidente, que por fortuna fue leve, provocó el desalojo provisional de más de quince personas, entre ellas varios niños, en el edificio Los Palitos, número 41 de la calle Sevilla, sobre las 16.45 horas de ayer. Policías locales y bomberos desalojaron a los vecinos como medida preventiva y de seguridad ante una densa humareda, casi irrespirable por su fuerte olor, en el hueco del edificio. Los bomberos localizaron el origen del suceso en el depósito de aceite de un motor del ascensor hidráulico del inmueble, que sufrió un fallo por causas no precisadas. Uno de los efectivos del 085 señaló que se tardó algunos minutos en precisar donde se estaba registrando el problema, ya que las primeras llamadas les alertaron que sentían un fuerte olor a gas, hasta comprobar que el incidente comenzó por el recalentamiento de ese fluido, que no llegó a arder. Varios de ellos entraron con equipos de respiración autónoma ante la densa humareda mientras que la Policía Local acordonaba un pequeño perímetro de seguridad en la zona impidiendo el paso al edificio. Los niños, que estudiaban inglés en una academia situada en el primer piso, no sufrieron daños personales ni tampoco otros ciudadanos.

Otros negocios colindantes fueron evacuados de manera provisional y, como el resto, como medida preventiva. El gabinete de prensa del CBPC informó posteriormente que sus efectivos estuvieron hasta las 19.00 horas en la céntrica calle para evaluar otros riesgos y en espera de que se disipara el olor. Un total de cuatro bomberos, con un vehículo, acudieron al edificio Los Palitos, junto al colegio de Abogados, que no se vio afectado. Fue la única incidencia importante que registraron los bomberos durante la tarde de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios