Nuevo juicio a los despidos de la GMU

  • La CGT asegura que ayer se demostró en los Juzgados la improcedencia de la regulación de empleo llevada a cabo en Urbanismo mientras la oposición exige al PSOE que, si es así, readmita a los empleados

Comentarios 1

Ayer se celebró en el Juzgado de lo Social número 1 de la ciudad la segunda tanda de juicios por los despidos acontecidos en el seno municipal, concretamente en la Gerencia Municipal de Urbanismo, la delegación de Movilidad y en los servicios municipales de la denominada Zona Norte. Los casos de tres trabajadores municipales fueron vistos en juicio. Se trató, en concreto, de dos auxiliares administrativos y una jardinera que estaban adscritos a la Gerencia Municipal de Urbanismo. Aún restan por celebrarse juicios por los casos de cinco trabajadores de la GMU y otros cuatro de la delegación de Movilidad y de la Zona Norte.

La defensa de los trabajadores recayó sobre el letrado Benito Romero, según manifestó a este medio el asesor jurídico de la central sindical CGT, Adolfo Sánchez. El juicio, según manifestaron las referidas fuentes, "siguió las mismas líneas del último que tuvo lugar la semana pasada. Ha sido un verdadero calco". Para el asesor cegetista Adolfo Sánchez, "los contratos se constituyeron en fraude de ley, es decir, son ilegales y buena prueba de ello es que desde la defensa del Ayuntamiento ni se ha discutido". La nulidad de los despidos que persigue la CGT se basa, en buena parte, en que cuando se comunicó a los empleados que se prescindía de sus servicios "ni se les decía en qué día debían dejar de trabajar y se les informaba de un plazo de un mes para acudir a la vía jurisdiccional cuando en verdad es de 20 días".

Por otra parte, y siempre según la versión aportada por los defensores de los despedidos, "en el convenio se contempla la obligatoriedad de que el comité emita un informe previo después de que se les comunique la intención municipal de despedir a trabajadores. Ni muchísimo menos fue así. Pedimos el informe correspondiente y, lógicamente, no han podido aportarlo. En su defensa el Ayuntamiento dijo que sólo dicen que no era necesario al ser una cuestión que no afectaba al colectivo de empleados". Tanto el presidente saliente del comité de la GMU, Tomás Gandolfo, como el actual, Ismael García, coincidieron en su testifical: no se les informó del número de trabajadores ni de sus nombres. "Con ese entramado -destacó Adolfo Sánchez- pedimos el despido nulo, ya que hubo indefensión de los trabajadores y al comité se le sustrajo de la labor de control que debe tener por ley".

De otro lado, el Grupo Municipal del PSA, así como el PP e IU, presentaron ayer una propuesta de acuerdo para el pleno de hoy para instar al Ayuntamiento a que readmita a los trabajadores cuyos despidos sean declarados improcedentes por el Juzgado de lo Social. El Partido Popular recordó al gobierno local que "apoyó una medida idéntica por un despido en la Gerencia Municipal de Deportes cuando se encontraba en la oposición".

Por su parte, el gobierno local mostró ayer su "estupor por la medida conjunta de la oposición" y tildó la misma como una maniobra "con fines electoralistas" y se ratificó en lo innecesario de mantener dichos contratos en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios