Nuevo proyecto ante la disolución de la banda del Desconsuelo

El Desconsuelo no arroja la toalla en su intención de promover una banda de música vinculada a la hermandad aunque el formato que se seguirá desde ahora, una vez que disuelta la que venía dirigiendo Domingo Díaz, será diferente. Al menos esa es la intención que persigue un nuevo proyecto que está manejando el hermano mayor saliente, Santiago Zurita, que en principio tiene que ser consensuado y aceptado por la junta de gobierno que tomará posesión el 16 de diciembre. La idea es que se cree una asociación denominada de Jóvenes Músicos Jerezanos que tenga capacidad de autogestión pero con el apoyo de la cofradía. Es decir, un ente que tendrá su propia estructura organizativa y de la que debe surgir la creación de una banda de música, "de una capilla musical o incluso de un grupo con otras tendencias musicales", explica Zurita para el que después de 16 años de experiencia con la Banda del Desconsuelo, "la hermandad no puede perder el liderazgo que ha supuesto el movimiento cultural, musical y social que había generado". En la nueva organización "habrá gente para aprender y otros ya formados, con la implicación de los padres y de la propia hermandad", matiza. La cofradía destinaba a la banda una importante partida económica anual. Para el nuevo proyecto aún no está clara cuál será la implicación de la hermandad, ya sea por aportación directa o ayudando en la búsqueda de patrocinadores. Para evitar errores del pasado, la cofradía tiene claro que si de la asociación fructifica una banda, ésta no irá tras el palio hasta que no se compruebe su nivel de calidad. Este sería el tercer intento de la cofradía de San Mateo por consolidar un proyecto que pese a haber pasado por dos directores no ha conseguido asentarse y lograr el nivel de calidad exigido. En el seno de la propia corporación el debate sobre la idoneidad de que la banda siguiera tras el palio ha ido creciendo en los últimos años. Pese al empeño de no querer quitarle el incentivo del Martes Santo, la junta de gobierno ha tenido que ceder, aunque haya sido a última hora del mandato, tal vez influenciado por las nuevas ideas que trae Ángel Bocarando. Otro aspecto es el económico. Sin tener los datos ciertos en la mano, fuentes de la hermandad reconocen que para la banda salían algo más de 6.000 euros anuales, una cifra que permitiría la contratación de una para el Martes Santo sin que se resientan las cuentas. El motivo de la disolución, según se argumenta en la cofradía, es la marcha del director "porque parece ser que quiere forma otra banda". Los instrumentos están en la casa de hermandad. La parte negativa es que la mayoría de los músicos han optado por acompañar a Domingo Díaz por lo que el proyecto de Zurita, de salir adelante, parte prácticamente de cero en el aspecto humano. En cuanto a director se están tocando a personas para asumirla: "hay algo", se avisa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios