Nuevos aires en una Hermandad del Resucitado con varios estrenos

  • El paso del Cristo ofreció a Jerezla talla frontal del canasto, obra de Rafael Verano

Las puertas de la Santa Iglesia Catedral se abrían por penúltima vez en esta Semana Santa pasadas las doce del medio día para que la Hermandad del Resucitado realizase su estación de penitencia, finalizando así con una semana casi perfecta, en cuanto a meteorología se refiere.

El Domingo de Resurrección despertó soleado, con una temperatura apetecible para los cofrades, incluso calurosa.

La Hermandad del Resucitado estrenaba horario, saliendo a las 12,30, hasta las 17,00

La Agrupación Musical San Juan, que ha sido la encargada de poner los sones un año más a Jesús Resucitado, tuvo el detalle de realizar una ofrenda floral al Señor antes de su salida.

Con la cruz de guía y el cortejo de nazarenos de túnica blanca ya en la calle, Manuel Monje, que se estrenaba como capataz del paso de misterio, comenzaba a mandar los primeros compases de un paso que también estaba de estreno, comenzando así con una bonita talla del canasto frontal, obra de Rafael Verano.

Un paso de misterio que se puso por primera vez en la calle el pasado año, lo que supuso un nuevo proyecto iniciado por esta Junta de Gobierno, con Álvaro Barba al frente. El paso con el que había procesionado Cristo Resucitado años atrás, pasó a formar parte de la Señora de la Luz, que de momento, tendrá que esperar algunos años para ver un nuevo paso.

Poco a poco avanza esta Hermandad del Resucitado, pero con paso firme y trabajando lo máximo posible, con el fin de ir dotándola de un rico patrimonio e ir avanzando en proyectos como los de su paso de misterio.

Uno de los últimos momentos cofrades del 2018 lo regaló la Hermandad a su paso por Carpintería Baja, con dos bandas de música que se terminaron de vaciar tras la cofradía del Domingo de Resurrección y con dos cuadrillas que denostaban unos andares templados, suaves y por qué no, mejorados, notándose el trabajo de dos nuevos capataces al frente de ambos titulares.

Jesús Lineros Sánchez fue la persona en la que la Junta de Gobierno confió para tomar los mandos de la Señora de la Luz.

A resaltar el cambio de horario que estrenaba este año la cofradía, que, sin lugar a dudas, ha favorecido al aumento de los cofrades allegados al centro. Y es que, muchos han sido los años en los que el Resucitado salía a la calle a primera hora de la mañana, siendo visto por muchos como una hora "poco favorable" en un día de Domingo de Resurrección.

El misterio se plantó en su recogida con bastante tiempo de antelación, llegando incluso a estar parado en la puerta lateral veinte minutos, con el fin de aguantar el tiempo necesario para entrar en Catedral a la hora establecida en su itinerario.

Mientras tanto, la obra de Ramón Chaveli -Nuestra Señora de la Luz- subía las empinadas cuestas del reducto de Catedral al compás de las numerosas marchas que sonaban continuamente por parte de la Banda de Música del Nazareno de Rota.

En definitiva, un día redondo para los cofrades del Resucitado, que van viendo como poco a poco consiguen los objetivos que un día se marcaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios