fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

A pie de campo

PAC después de 2013

El debate de cómo quedará la PAC después de 2013 está más vivo que nunca, gracias a los continuos esfuerzos de las organizaciones agrarias como Asaja que insisten en defender algo, que en principio es obvio, pero que algunos políticos olvidan: España sin agricultura es inviable, y lo es por la simple razón del aporte que supone en puestos de trabajos, la contribución que hace al PIB y la capacidad de apego que genera en la población al medio rural.

Eso sí, no todos han perdido la memoria, tal es el caso de José Antonio Griñán que está interviniendo en Europa en foros y encuentros para que Andalucía cuente. Es cierto que en su discurso podría prevalecer más el hecho de que Andalucía es la más productiva de las comunidades y la que más activos genera pero lo que es irrefutable es que está consiguiendo que se hable de campo y que se hable con acento andaluz. Qué habríamos pensado, los agricultores y ganaderos, si ni siquiera estuviera en la tribuna pública o si hubiera escurrido el bulto. Cuando toca criticar, lo haremos, pero es de justicia que en este caso se valore el esfuerzo que está haciendo el presidente de la Junta de Andalucía para que los fondos destinados a la agricultura se mantengan. Lo ha hecho basándose en cinco líneas: que se arbitre un presupuesto suficiente; que se establezca un periodo transitorio; que el modelo perdure más de los seis años a los que Bruselas tiene sometidos a los agricultores con la incertidumbre empresarial que les supone; que las regiones protagonicen un papel relevante y que se articulen mecanismos de regulación de los mercados para esquivar la inestabilidad de precios. Ahora bien. Un inciso. No toda la política de la Junta es buena en esta materia, digna es de resaltar por lo negativo, la actuación de algunos técnicos. En este sentido se echa de menos una posición clara sobre el techo de las ayudas. Ahora no valen las posturas vagas e improductivas.

El reverso de la moneda respecto a Griñán se lo lleva el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), con Rosa Aguilar a la cabeza. Es inconcebible e indignante que la titular de Agricultura, la máxima representante de los agricultores y ganaderos ante Europa no tenga un modelo serio, contrastado y avalado con informes, que explique qué es lo que quiere España de la PAC después de 2013. Es incomprensible que el Ministerio no esté perdiendo los codos, elaborando una estrategia para España, teniendo en cuenta el paisaje económico tan heterogéneo que supone este país. Es inconcebible que los gurús del MARM no se hayan echado a la calle para llamar la atención de Bruselas de modelos tan productivos como la agricultura Mediterránea.

Una de cal y una de arena. Lo mejor del debate la frase del presidente de la Junta: "Sin Agricultura no hay Europa". Y se puede añadir: "Sin el campo andaluz no hay España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios