"El PSOE es ahora un partido mucho más de izquierdas que de centro"

  • El líder de los socialistas gaditanos no disimula su satisfacción por los resultados electorales y asegura que los gobiernos socialistas cumplirán "a rajatabla" sus compromisos con la provincia, sobre todo creando empleo e infraestructuras

Comentarios 5

-Desde que llegó a la secretaría general del PSOE de Cádiz, en diciembre del año 2000, suma usted siete victorias consecutivas en otras tantas contiendas electorales. ¿Es usted un talismán para su partido?

-No lo creo. Es verdad que nos ha ido bien desde que soy secretario general pero esto es el resultado del trabajo de un equipo. He tenido dos buenas ejecutivas que han trabajado bien y hemos sabido hacer campañas muy intensas, como esta. Ha habido también buena sintonía con las direcciones regional y federal. También sería falsa modestia decir que no he jugado ningún papel, cuando he contribuido a coordinar y unir al partido en la provincia.

-¿Tiene decidido ya presentarse a la reelección este año?

-Estoy valorando las cuestiones familiares, pero a mí me gustaría seguir siendo secretario general del PSOE de Cádiz, si el partido está de acuerdo. Me ha gustado la experiencia de estos ocho años.

-Seguro que cuando el lunes usted vio la relación de los nuevos 28 diputados de la provincia le entró algo de envidia. ¿Se presentará usted en 2012 a las elecciones generales o andaluzas como candidato?

-No, envidia no. Lo que me dio mucha alegría es ver que de esos 28 cargos, 16 eran del PSOE. Porque habíamos hablado de que el número ideal era mantener los 17 pero que con 15 ya sería un magnífico resultado. Y estamos por encima de ese magnífico resultado. Yo no pienso en el 2012. Cuando llegue el momento se verá. Yo tomé una decisión con el partido y es que me quedaba a trabajar en la provincia. Es lo que me gusta.

-Pese al importante triunfo socialista no les veo demasiado eufóricos. ¿Tan convencidos estaban de la victoria?

-Estábamos convencidos de que íbamos a ganar bien en la provincia, de que el sexto diputado era prácticamente imposible de mantener aunque hemos peleado por él, y de que era clave mantener el octavo parlamentario andaluz, como así se ha demostrado, para garantizar la mayoría absoluta de Chaves. Hombre, la alegría del 9-M no es la euforia del vuelco electoral de 2004. Además, todo estaba condicionado por el hecho sentimental de la muerte en atentado de nuestro compañero Isaías Carrasco. Y también influyen otras circunstancias personales, al menos en mi caso particular.

-Entre otras razones, Rubalcaba vino a liderar la lista del PSOE de Cádiz para mantener el sexto diputado en el Congreso. ¿El no haberlo podido mantener puede considerarse como un fracaso personal de él?

-No, no. Alfredo ha contribuido mucho a la victoria en las generales y en las autonómicas. Ha sido un hombre que se ha implicado de una manera importantísima en la campaña. Él era tan consciente como nosotros de la dificultad de mantener el sexto diputado, que era casi una misión imposible. Lo que está claro es que nos ha llevado a una victoria en las generales, a mantener los votos del 14-M, pese a haber una participación menor, y a ganar también el octavo parlamentario a las andaluzas. En el partido estamos muy contentos de su trabajo.

-El ministro del Interior ha dicho que va a pensarse su futuro.¿Afecta eso a su compromiso con Cádiz?

-No. Quien crea que Rubalcaba da un paso atrás en política se equivoca. Una reflexión de éstas a bote pronto, motivada por el cansancio de una campaña tan intensa o por sus responsabilidades en el Ministerio, puede producir una frase sacada de contexto que alguien interpreta mal. Él tiene un compromiso firme, firme, de que va a ser el diputado que va a liderar el trabajo parlamentario en Cádiz y yo estoy convencido de que va a tener unas responsabilidades a otros niveles.

-Después de las elecciones, los partidos hacen unas lecturas sorprendentes. El PP, por ejemplo, se siente triunfador en Chiclana cuando en el Ayuntamiento dirige un gobierno cogido con alfileres, y el PSOE, por su parte, habla de "la gran derrota" de Teófila Martínez cuando hace sólo nueve meses revalidó con claridad su mayoría absoluta en Cádiz. ¿No van los políticos por detrás del electorado, que ha demostrado que sabe diferenciar unas elecciones municipales de unas andaluzas y éstas de unas generales?

-El elector es más listo que cualquier político de cualquier partido. Eso lo tengo clarísimo. Por lo tanto, no se deben hacer extrapolaciones pero tampoco interpretaciones falsas de los resultados. Es verdad que el PP ha subido en Chiclana en estas elecciones pero también es verdad que el PSOE, la lista que lideraba Rubalcaba, ha ganado en Cádiz a la de Teófila. Con esto no quiero decir que Teófila vaya a perder hoy las municipales pero sí se ha demostrado que hay suficientes electores en Cádiz para derrotarla si somos capaces de movilizarlos en las municipales como hemos sido capaces de hacerlo ahora.

-Teófila Martínez afirmaba en una entrevista en este periódico que usted había sido lo peor de la campaña por sus insultos. ¿Le sorprende o le enorgullece?

-Para mí es un placer que Teófila Martínez me considere su adversario político. Para eso estoy en política, para ser su mayor adversario. Hombre, no comparto lo que me dijo de "faltón e insultón" porque yo lo que uso es el tono irónico pero sin caer en el insulto. Ha habido también declaraciones de ellos, y de ella misma, con respecto a mi persona o a mi talla física. Pero yo eso me lo tomo todo a cachondeo.

-Ha asegurado usted estos días que el PP ha devorado al PA. ¿No es eso lo mismo que está haciendo el PSOE con IU?

-No, porque el electorado de IU ha distinguido a nivel federal y autonómico. A nivel autonómico se veían con posibilidades y han mantenido prácticamente su voto a IU. A nivel nacional veían que la única opción que podía frenar a la derecha era el PSOE y nos han dado su voto. Por el contrario, el PA ha perdido igual en unas elecciones que en otras. Y su caída tiene dos causas: el entreguismo de Julián Álvarez a la estrategia de Arenas y muchos errores en los acuerdos postelectorales en la provincia, el mayor de ellos en San Fernando.

-El comodín que guarda el PSOE es que aún no ha tenido que apelar al voto útil en Andalucía. Si Arenas se les acercara mucho, ¿irían a por el electorado de IU, como ha sucedido en el resto de España en las generales?

-Es que yo creo que el PP en Andalucía ha tocado techo, porque es imposible que movilice más a su electorado y porque de donde podía crecer ya ha crecido, que es a costa de todo ese electorado andalucista más proclive al centro-derecha. Por el contrario, creo que nosotros sí tenemos margen para el crecimiento. Podemos crecer más en Andalucía a costa de la abstención y, por qué no, a costa de IU.

-¿Le preocupa a usted que el nuevo coordinador federal que elija Izquierda Unida abra brecha con el PSOE, teniendo en cuenta que IU es su actual socio en la Diputación de Cádiz?

-No me preocupa porque los dos diputados provinciales de IU mantienen el pacto con lealtad.

-A la vista de los resultados electorales, ¿puede afirmarse que el PSOE es ahora más de izquierdas y menos centrista?

-Sí, el PSOE es hoy un partido mucho más de izquierdas que de centro, pero no a la vista de los resultados electorales sino a la vista de las políticas que el Gobierno de Zapatero ha puesto en marcha en estos cuatro años. La derecha se ha crispado tanto porque se han adoptado medidas de izquierdas. Pero hay una parte del centro político al que no le asustan las políticas de Zapatero sino que, al contrario, las comparte. Esos votos del centro nos llevó a la victoria en 2004 y ha seguido apoyando a Zapatero ahora.

-Los nacionalistas vascos y catalanes van a pedir el oro y el moro a Zapatero a cambio de la estabilidad. ¿Teme que eso vaya en detrimento de las inversiones en Andalucía?

-Nunca. Los compromisos contraídos con Andalucía se van a cumplir al pie de la letra, en materia de infraestructuras, de empleo, de revitalización del sector industrial y de dar solución a nuestra situación como puerta sur de Europa. En este tiempo atrás también ha habido acuerdos políticos con los nacionalistas y eso no ha ido en merma de los andaluces. Estoy seguro de que el Gobierno de Zapatero va a seguir teniendo la misma sensibilidad con Andalucía.

-Me imagino que la prioridad en Cádiz de los nuevos gobiernos socialistas será el empleo...

-Sí pero, por matizarlo más, yo diría que la prioridad es el empleo industrial. Sin olvidar otros sectores como el turismo, la construcción o el de servicios, la Junta y el Gobierno tienen como gran apuesta el empleo industrial en las bahías de Cádiz y de Algeciras. La situación actual es radicalmente contraria a la que nos encontramos en 2004, con los astilleros a punto de quebrar. Ahora se crea empleo industrial y espero que en unos meses también vuelva al alza el sector de la construcción de la mano de la vivienda protegida.

-Zarrías considera que Chaves cometió un error al abordar en campaña el asunto de su sucesión. ¿Opina usted lo mismo?

-Eso pasa muchas veces. Yo creo que las sucesiones no hay que abordarlas antes de las elecciones porque alguien puede interpretar que quien se presenta se puede ir. Pero no es el caso. Eso surge más de una conversación distendida que de una reflexión profunda. Chaves es el presidente que con mayoría absoluta quieren los andaluces y yo estoy convencido de que se mantendrá en la Presidencia de la Junta estos cuatro años, como mínimo.

-La legislatura andaluza acaba con cuatro consejeros gaditanos. ¿Con cuántos se conformaría usted ahora?

-Yo con eso no juego. Yo siempre he dicho una cosa: el presidente de la Junta es de Cádiz y, por lo tanto, tenemos la mejor representación posible. Nuestros consejeros han hecho un magnífico trabajo y claro que me gustaría que continuaran. Pero esa es una decisión que compete en exclusiva al presidente.

-¿Y no es el momento de que haya una consejera gaditana?

-Bueno, eso también depende del presidente. Hay que respetar sus propios criterios.

-¿Cuál es su mensaje para lasociedad gaditana ante esta nueva etapa?

-Mi mensaje sería el mismo que el que ha repetido Rubalcaba en esta campaña: que en Cádiz se han hecho muchas cosas pero que sólo se ha sembrado la semilla de lo que viene. Estoy convencido que la Bahía de Cádiz va a volver a recuperar el esplendor industrial que tuvo y que lo va a hacer de una parte conservando sectores industriales tradicionales y, de otra, con la incorporación de nuevas industrias que ya están apareciendo. Y van a ser otros cuatro años de un avance espectacular de las infraestructuras. Los gobiernos socialistas van a cumplir a rajatabla sus compromisos con esta provincia. Y en 2012 Cádiz va a estar situada en las mejores condiciones para poder sobrevivir de una manera digna en temas como el empleo, las infraestructuras o las políticas sociales que tan necesarias son aquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios