Amplio operativo 'anticorrupción' en la ciudad

Pacheco: "No voy a consentir un linchamiento e iré hasta el final"

  • El andalucista, que dice "pasar a la acción", exige una auditoría del 'holding' municipal, y avanza que se van a descubrir "desvíos de fondos, adjudicaciones de obras a dedo y sin documentar, y contratos de indefinidos"

Comentarios 47

"Ahora voy a pasar a la acción, se va a enterar". Tras digerir un convulso fin de semana fruto de saltar al ruedo público el amplio operativo 'anticorrupción' que están desarrollando desde hace meses Fiscalía y Udyco en la ciudad, el ex alcalde de Jerez, Pedro Pacheco (PSA), en apariencia inalterable, reclama al camarero patatas fritas para espantar el hambre. En un céntrico hotel de la ciudad aparece flanqueado por dos estrechos colaboradores, José López y Manuel Cobacho, los mismos a los que ha denunciado Anticorrupción por supuestamente haber sido contratados de forma irregular entre 2005 y 2007.

El veterano ex dirigente andalucista niega con rotundidad este extremo y alude al artículo 104 de la Ley de Bases del Régimen Local, que hace referencia a la contratación de personal eventual de confianza política. "La respuesta jurídica la darán mis abogados, pero le adelanto algo: fíjese la ridiculez y el disparate de una denuncia que está cuestionando la vigencia de los contratos eventuales de confianza política, cuando ella misma (por la alcaldesa Pilar Sánchez) tiene 29 asesores, y la mitad pertenece a su partido local". "¿Cómo se extiende este cuestionamiento, que es legal, por toda Andalucía y España...? Bueno, que lo cuestione, ¿eh? Que se anule el artículo 104 y ya no entra nadie". Eso sí, deja caer, "los pactos de gobierno que se hicieron con el PP, y que ellos rompieron y ahora están arrepentidos, y los que se hicieron con el PSOE marcaban en los acuerdos y plenos correspondientes el número de asesores". "Los señores Cobacho y López entraron por esos pactos", recalca.

¿Y qué ocurre con el otro frente abierto y que señala a Jerecom, las sociedades afines de los Grimaldi y la GMU? "A Jerecom se les habrá adjudicado obras menores fruto de los Presupuestos Participativos, como a otras empresas. Esos Presupuestos estaban en los de la GMU que se aprobaron en pleno. Y eran, curiosamente, obras que firmaba el gerente porque era su competencia". "Fíjese el disparate de la denuncia, las obras tenían un tope de 30.000 euros y eran cosa del gerente; Pedro Pacheco no aparece ahí por ningún lado porque eran cosa del gerente, que por cierto es de lo mejor que hay en la ciudad. Pongo la mano en el fuego por Luis Cruz porque no lo hay más competente ni más honrado". En cuanto a Sánchez, "ya le he dicho que esto se le va a volver en contra a esta señora. Y de ésta no se va a librar". "Voy a llegar hasta el final en esto", asevera una y otra vez.

Pacheco niega haber tratado con José Grimaldi, de Jerecom, y desmiente toda acusación en relación con ésta y otras sociedades satélites. "Si es que, mire usted, se les ve venir de lejos. Espero, cuando los abogados se personen en el expediente, que no se haya sustraído documentación de la enviada a fiscalía porque eso es un delito penal..." ¿Pero hay facturas dobles y trabajos faseados? "Si no son facturas dobles, que no hay facturas dobles. Es que yo comprendo que tenéis no sé cuántos folios que resumir... Pero no señor, que es imposible, conociendo al antiguo gerente, ¿podría incurrir en esos temas? La capacidad y profesionalidad de Luis está fuera de tonterías. Lo que está en la fiscalía igual no es lo que tenían que mandar".

¿Quién tiene más que perder en toda esta historia? Pacheco lo tiene claro: "Quien denuncia". "A ver si algo queda. Todo es fruto de su inestabilidad, es hacer algo, es que lleva cuatro años y no ha hecho nada", arremete con furia el ex líder del PSA. A lo que añade grandilocuente: "Me siento otra vez enorme. Este alboroto que se ha formado en la prensa durante el último fin de semana, a raíz de una denuncia que me atrevo ya a decir que es un disparate, me ha vuelto a poner las pilas". "Se van a enterar. Se van a enterar, lógicamente, los autores de esta disparatada denuncia", advierte.

A todo esto, el antiguo delegado de Urbanismo entre 2003 y 2007 pasa al contraataque: "Lleva cuatro años gobernando y voy a pedir las auditorías públicas del Ayuntamiento, organismos y sociedades municipales". "Estoy deseando cuanto antes las auditorías porque vamos a llegar hasta el final". El antiguo socio del PSOE en la Alcaldía de Jerez, se apresura a mantener que "quiero conocer la gestión completa, y esa auditoría la tiene que pagar el Ayuntamiento y de lo contrario, habrá que pedírselo al Tribunal de Cuentas central y autonómico". En todo caso, ya adelanta asuntos muy graves que, según sus palabras, en dichas autorías, "van a salir". Y ejemplifica la cuestión: "Van a salir los desvíos de fondos de empresas municipales que tenían fines concretos y específicos hacia el Ayuntamiento; van a salir las adjudicaciones de obras a dedo, y hay pruebas; saldrán adjudicaciones de obras sin documentar; y saldrá también la celebración de un pleno que nunca se celebró, el de Qualytel". En este punto se detiene y rememora: "Ahí la señora firma un documento con la Caja que dice que está facultada por un pleno que nunca se ha celebrado. Se acosa y se persigue a empresas como Bouncopy (también de telemárketing) que no reciben subvención por el mero hecho de venir de mi mano. Y sí se le da todo a Qualytel, a la que habrá que exigirle todos los fondos públicos que se ha llevado y que está instalada ilegalmente en la Facultad de Derecho, creo que no paga nada por el alquiler".

Asimismo, agrega, "debe saber la gente que se ha contratado a personas en paro como laboral indefinido, algo que nunca había ocurrido en la historia del Ayuntamiento, ni debe ocurrir; debe saber la gente que intenta que sus asesores políticos, que son eventuales, pasen a laboral indefinido y se oponen los técnicos del Ayuntamiento porque es una ilegalidad...". "Su obsesión (por la alcaldesa) es Pedro Pacheco, y no le voy a consentir bajo ningún concepto más intentos de linchamiento contra Pedro Pacheco. No se lo voy a consentir. Y de esta disparatada denuncia la que va a salir mal parada es ella. No sabe cuánto, porque los aludidos en los informes que han salido en la prensa filtrados van a llegar hasta el final". Evidentemente, lanza una nueva embestida, "ella no va a borrar una trayectoria profesional y política de 29 años, no va a borrarla, ni mancharla porque no se lo voy a permitir. Yo no se lo voy a permitir y ahora voy a pasar a la acción. Antes decía que había estado reflexionando y ahora voy a pasar directamente a la acción".

Cuestionado sobre si a alguien le mueve la venganza a la hora de tratar de arrojar sospechas sobre su gestión urbanística, Pacheco cree que "no es venganza, es una obsesión, pues jamás estará (alude de nuevo a la regidora jerezana) a la altura de la gestión que se ha realizado en esta primera fase, en esta primera fase...". "A esta individua, que mancha continuamente y desprestigia la institución municipal, le ocurre como a los antiguos dictadores bananeros, que para coger cierta importancia y realce ante su incapacidad y nulidad de gestión se mete con gente poderosa. A veces Cuba se mete con EEUU, y Torrijos se metía con EEUU... ¿Qué hago para parecer algo? Pues trabajar, porque la ciudad está hecha pero hay que mantener los servicios públicos con dignidad". "Y usted habrá visto que no he nombrado a su partido", apostilla.

Y se explica: "No aludo en todo esto al PSOE y la verdad es que esta señora ha tirado un patrimonio de este partido por los suelos, lo tira cada día". En este punto, retorna a su viejo discurso: "Jerez antes era un barco bien dirigido, con un piloto y un destino, y ahora es un barco que se destroza, que da bandazos sin ir hacia ningún objetivo concreto. Esa es la gran diferencia".

"Esta obsesión por Pedro Pacheco lleva a esta señora a una persecución de tres cuartas partes de la plantilla municipal, practicando un acoso laboral descarado y ya denunciado; a practicar acoso a líderes sindicales; arrinconar a magníficos técnicos neutrales en sus despachos sin trabajo alguno". "Esta obsesión -insiste- le lleva a intentar desmantalar a una ciudad consolidada, hecha, deteriorando adrede la realización de obras, deteriorando la buena prestación de servicios públicos, acosando a instituciones y entidades locales... Intenta deshacer, con ánimo de pasar a la historia, una ciudad consolidada, lo cual es un tremendo disparate".

En última instancia, alude firme, "cuando tiene que afrontar una crisis, intenta que haya alguien al que culpar para desviar la atención, y claro hoy Jerez tiene ya casi 26.000 parados, ¿qué hace el Ayuntamiento?" "En mis tiempos, con la crisis de Rumasa, se salió adelante por medios propios y resolvimos en base a un diálogo social. Y salimos de la crisis. ¿A quién le van a echar la culpa ahora? ¿A quién?", se cuestiona en voz alta el andalucista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios