Jerez

Pacheco vuelve al módulo de respeto de Puerto 3 dos meses después

  • El ex regidor retorna al bloque 12, en el que ya durmió la noche del pasado lunes

Pacheco abandona las instalaciones de Puerto 3 en el primer permiso penitenciario del que disfrutó. Pacheco abandona las instalaciones de Puerto 3 en el primer permiso penitenciario del que disfrutó.

Pacheco abandona las instalaciones de Puerto 3 en el primer permiso penitenciario del que disfrutó. / manuel aranda

El ex alcalde de Jerez Pedro Pacheco pasó la noche del pasado lunes en el módulo de respeto número 12 de la prisión de Puerto 3. Tras dormir el domingo en el módulo número 8 (de presos de segundo grado) el ex político regresó al módulo del que fue trasladado tras acumular cuatro faltas leves, sobre todo por acumulación de enseres, medicinas y un 'famoso' crucifijo de madera en su celda. Como se recordará se alertó de que dicha cruz podría ser utilizada como un arma "en manos de un preso peligroso".

Según pudo saber este medio de fuentes penitenciarias, la última falta leve impuesta al ex regidor jerezano lo fue el pasado mes de noviembre. Tras dos meses en otro módulo ha regresado al lugar donde empezó a cumplir condena y, lo más importante, a hacer su vida en prisión. No en vano, hubo fuentes que este medio pudo entrevistar entre reclusos del centro penitenciario que no dudaron en señalar que "cambiar de módulo es como cambiar de vida, olvidar todo lo que dejaste atrás y empezar de nuevo. Es algo que se hace muy duro".

Prisiones considera que las faltas leves que había acumulado ya han sido cumplidas

Pacheco ya ha cumplido dicha falta y, por tanto, la junta de tratamiento del centro penitenciario ha decidido su retorno al módulo 12, al considerar que se dan las condiciones necesarias para que el ex regidor de Jerez no vuelva a incurrir en las irregularidades que previamente fueron detectadas por el equipo de funcionarios del centro.

El retorno de Pacheco al módulo 12 le reporta una serie de beneficios penitenciarios. No se debe olvidar que en los módulos de respeto son los propios convictos quienes organizan la vida interna. No en vano, son ellos quienes gestionan el funcionamiento interno y se comprometen al mantenimiento de las normas. En caso de que sean sorprendidos incumpliéndolas se enfrentan a la posibilidad de ir sumando sanciones que, finalmente, conllevan una degradación de las condiciones penitenciarias, es decir, perder beneficios y bajar de categoría, como ha sido el caso. Por poner un ejemplo, los reclusos se comprometen a mantener la limpieza del módulo, motivo por el cual está prohibido depositar basuras fuera de sus receptáculos o arrojar colillas al suelo. Ambos casos conllevan sanciones.

Como es sabido, Pacheco tenía en el módulo 12 de respeto una asesoría legal a los reclusos, siendo él, en su condición de abogado, quien les rellenaba formularios de queja, recursos y demandas ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 10 de El Puerto de Santa María.

Como se recordará, Pacheco aún debe afrontar dos juicios antes de cerrar su periplo legal por los juzgados y la Audiencia Provincial. El primero de ellos tendrá lugar el próximo mes de junio cuando deba responder por el caso 'Huertos de Ocio', en el que se piden contra él cinco años de prisión por forzar el desalojo de los inquilinos de los referidos huertos y hacer un presunto intercambio con una conocida inmobiliaria de la ciudad a cambio de un edificio en las inmediaciones de la calle Medina. De otro lado se encuentra el 'caso Rotonda', también conocido como 'caso Ronda Este', que tendrá lugar en un juzgado de lo Penal y en el que la Fiscalía no ejercerá acusación alguna.

Cabe recordar que el ex alcalde de Jerez Pedro Pacheco ya ha acumulado cuatro sanciones durante su estancia en el centro penitenciario, si bien éstas se han sumado en los tres años y casi cuatro meses que lleva ingresado en prisión. Tal y como publicara este medio dichas faltas se produjeron en registros de su celda: el primero de ellos fue el 29 de junio de 2015, cuando se le hallaron medicación, dos tablas de madera, un ventilador a nombre de otro interno, un peine de madera de 20 centímetros de largo, un cinturón con una hebilla de metal grande, más de 40 libros y quince revistas además de más ropa de la permitida, un cubo y una almohada. En el segundo registro de la celda de Pedro Pacheco en el módulo 12 de respeto del centro penitenciario de Puerto 3 (6 de junio de 2016) se le halló un ventilador del cual no pudo acreditar su titularidad, dos tacos de madera para hacer flexiones, dos trozos de lija, una regla de metal, un bolígrafo de metal, un afilapuntas de metal, un cortapelos de nariz metálico, así como la habitual acumulación y exceso de ropa y libros. También había acumulación de la medicación prescrita. En el tercer registro se le hallaron, en julio de 2017 gran cantidad de ropa, por lo que se le retiraron, un bote de spray, un rollo de cinta de embalaje, tres cuchillas de maquinilla de afeitar, 53 envases de plástico para conservar comida y doce revistas.

En el cuarto (noviembre de 2017) le hallaron libros y revistas en exceso y la 'famosa' cruz de madera. Entonces se le castigó con el traslado de módulo que el pasado lunes fue cancelado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios