Padres del colegio San José Obrero denuncian los accesos de este centro

  • Son un auténtico barrizal durante todo el año, ya que no están asfaltados, situación que se agrava con la lluvia de estos días · El autobús deja a los niños en la carretera porque no llega hasta la puerta

Comentarios 12

Padres de alumnos del colegio San José Obrero, sito en dicha barriada, han denunciado el estado de los accesos a este centro, que se encuentra sin asfaltar y se forman auténticos barrizales, una situación que, aunque padecen todos los días del año, se recrudece en estos días de lluvia porque, además, los pequeños no pueden entrar por la puerta principal del colegio, por donde entran los profesores, sino por otra más pequeña que hay en la esquina.

Los padres quieren dejar claro antes que nada que el profesorado de este centro "es excelente, pero no tiene buenas infraestructuras en el exterior, porque aquello es un canal de tierra". Por detrás del colegio pasan las vías del tren, que tienen puestas sus correspondientes vallas para que los niños no pasen. A la izquierda está el puente de San José Obrero y a la derecha hay una finca, pero todo el frontal, donde están las puertas de acceso, es un carril de tierra.

La Junta de Andalucía ha puesto un autobús para los niños que llegan de puntos como la urbanización El Jardín del Inglés y otras barriadas, pero incluso ese autobús, según denuncian los padres, tiene que dejar a los niños, pequeños incluso de tres años, en la carretera y sólo hay dos monitoras para más de veinte niños. Esta situación se ve agravada en días como el de ayer, en que los niños se vieron obligados a pasar un gran charco y andar otros cien metros desde la puerta exterior hasta la clase, "y la Consejería de Educación sólo ha puesto un monitor de apoyo para seis clases, así que los niños se quedan totalmente mojados, sin que les cambien zapatos, calcetines ni pantalones porque no hay personal. Hasta nosotros en días como hoy -por ayer- nos ponemos de barro hasta las rodillas".

Hay padres que, viviendo a diez minutos a pie del colegio, no pueden ir andando, sino que se ven obligados a coger el coche "porque el puente de San José Obrero no tiene una pasarela peatonal, y es más peligroso todavía pasar por allí que hacerlo por las vías. Hay profesores e incluso algunos padres que cruzan por debajo de las vías".

Los padres reconocen que "la alcaldesa Pilar Sánchez dijo que de aquí a dos años se va a quitar el puente, pero un día se va a matar alguien".

Otra cuestión que señalan es que "cuando el autobús deja a los niños, normalmente suele estar la policía por allí, pero hoy ni siquiera ha estado. Además, por una vez el colegio sí ha permitido a los niños entrar por la puerta principal, por la que entran los profesores, pero ha sido porque la otra estaba inundada, para que no la veamos, pero normalmente se entra y se sale por la puerta más estrecha".

Otra de las denuncias de los padres es que en este colegio han tenido que poner incluso tres turnos de comedor porque este lo han instalado en la biblioteca.

Por su parte, el delegado municipal de Educación, Juan Salguero Triviño aseguró ayer que la asociación de padres de alumnos de este centro no se ha puesto en contacto con él, y tampoco la dirección pero que, no obstante, hoy va a interesarse por el asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios